Quejas a Racconto por hacer gastos superfluos y no pagar un aumento

"Gastos de cortesía y homenajes". Ese es el ítem más frecuente en las erogaciones autorizadas por el vicegobernador Cristian Racconto y que son parte de los cuestionamientos por "falta de austeridad" que le hacen.En esa categoría se incluyen desde excéntricos regalos, hasta costosas cenas y almuerzos.
Pero la lista de gastos también incluye la compra de electrodomésticos, asesoramiento en ornamentación, alquiler de plantas y de asistencia social (ver aparte). Además, cuenta con un cuerpo de asesores completo, pues al menos hay 11 que están contratados con destino directo a su oficina.

La polémica se genera porque en los últimos días el Senado solicitó un préstamo a la Cámara de Diputados para afrontar el pago de un aumento en el ítem de productividad de los empleados legislativos que se acordó en la paritaria. Los diputados se negaron a dar esa ayuda argumentando la "falta de austeridad"de la otra cámara.

El Vicegobernador defiende su gestión asegurando que, comparando con años anteriores, actualmente se ha ejecutado menos dinero. Y argumenta que su modelo de Legislatura apunta a "abrirle las puertas a la sociedad" y por eso, dice, se realizan gastos que faciliten la llegada de personas de zonas alejadas de la provincia.

Racconto tiene a su cargo el presupuesto del Senado y también el de la Legislatura. En total son $ 33,5 millones . En ambos hay partidas que sólo requieren de la decisión del Vicegobernador, es decir que se manejan discrecionalmente.

Con esos recursos, el Vice destinó, por ejemplo, 20 mil pesos a comprar canastas navideñas y otros 20 mil a la compra de electrodomésticos, según consta en las resoluciones 1.522 y 1.495, sobre el final de 2008.

Este año siguió con ese ritmo y, por ejemplo, compró bombones para todos y gastó casi 9 mil pesos en mates y estuches para regalos de cortesía y relojes de arena (resolución 281) y otros 800 pesos le salieron las bombillas. Además, invirtió otros cinco mil pesos en distintos obsequios.

Los almuerzos y cenas de trabajo de Racconto son conocidos.El 30 de diciembre se ordenó pagar una cena por 5.500 pesos y otra por 3.500, sin contar al menos cuatro comidas en La Marchigiana, uno de los lugares preferidos del Vice.

Pero también hay gastos pequeños en la lista, pues según consta en la resolución 193, tomó café en Bonafide, Havanna, comió enIl Pannino, en el café del supermercado Jumbo y otros sitios. Todos fueron pagados por la Legislatura. Incluso figuran tickets por sólo cinco pesos. También pagó la Casa de las Leyes más de mil pesos en estacionamiento de los funcionarios del Senado.

Como buen arquitecto,Racconto redecoró la Legislatura y ordenó un estudio para refuncionalizar el edificio por el que pagó casi 120 mil pesos.

El gasto que más defiende el Vicegobernador es el que realiza para que los alumnos de las escuelas de Mendoza visiten la Legislatura. En la mayoría de los casos, el Senado les paga el transporte, un refrigerio y se llevan de regalo una bandera argentina. Por eso se pueden sumar más de 100 mil pesos en alquileres de trafics.

"Yo quiero que la Legislatura esté abierta para todos. No puede ser un lugar reservado para los que pueden llegar, hay muchos chicos que no conocen y tienen derecho. De esa forma, se logra más participación", aseguró Racconto, quien recuerda la compra de la biblioteca móvil.

"Lo hicimos con ahorros del año pasado y después de 15 años se compraron libros", aseguró y adelantó que por la crisis ha ordenado reducir los gastos.

Problemas de caja

Los opositores lo critican. "Nos llamó mucho la atención que llamaran proveedores preguntando por qué no les pagaban.Eso no pasaba desde hace mucho. Tiene que haber una priorización del gasto. Nosotros no podemos frenar la elección del Vicegobernador, pero tampoco podemos avalarlo políticamente. Por un lado, Cerroni dice que hay que hacer ajustes y por otro se hacen gastos onerosos", criticó el senador cobista Aníbal Rodríguez.

Las críticas más fuertes vinieron cuando se organizaron los festejos, como "Legislatura yVendimia". Esos actos costaron al menos 68 mil pesos entre contratación de artistas, logística, invitaciones y publicidad.

Otra característica de la gestión es la impresión de invitaciones a charlas, actos y hasta misas. Todos son solicitados a empresas , a pesar de que la Legislatura tiene imprenta propia. El 30 de marzo, por ejemplo, se gastaron casi 6 mil pesos en la impresión de dípticos. Y aún no se conoce la rendición de cuentas del libro "Anuario de Gestión" del Senado que fue repartido el 1 de mayo.

Justamente algunos días después de la Asamblea Legislativa, los diputados trataron el pedido de préstamo del Senado. Allí casi todos se opusieron.

"No podíamos aprobar algo así.Mientras acá se ahorra dinero, en el Senado se hacen gastos superfluos, en plantitas, cócteles y regalos", dijo el diputado Daniel Cassia (PJ). Para hacer frente a ese pago son necesarios entre 150 y 180 mil pesos que ahora podrían ser afrontados por el Ejecutivo, que a principios de año había vetado el presupuesto de la Cámara alta.

Algunos legisladores de la oposición incluso analizan realizar alguna acción para que Racconto dé explicaciones sobre los gastos.

La senadora del ARI Alejandra Naman también critica la priorización del gasto."Hay que analizar cuáles son los que hacen a la eficiencia legislativa y administrativa del Senado, más en una época de crisis.En esto hay que priorizar a nuestros empleados", opinó la legisladora.

La larga lista de asesores que tiene a su cargo fue justificada por Racconto. Según explicó, "están a disposición de todos los bloques".

Comentá la nota