Más quejas por la quema de residuos en Macachín

En la tarde del viernes, los vecinos de Macachín divisaron una densa columna de humo negro, que ocupó por un largo rato el horizonte hacia el sudoeste. Ayer, algunos de ellos plantearon a esta corresponsalía su disconformidad, debido al acopio de los residuos domiciliarios y la permanente quema.
La incineración del jueves ocasionó un escape de las llamas, que quemaron varios metros de alambrados de un campo, propiedad de Atreucó Cooperativa. El siniestro no fue mayor por la inmediata asistencia de los Bomberos Voluntarios. Un dirigente reveló a LA ARENA que, desde la entidad, han realizado distintos reclamos para que se modifiquen estas prácticas.

Los antecedentes.

En el Concejo Deliberante, entraron en el último año varios reclamos. El más importante ocurrió en marzo de 2008, cuando dos estudiantes secundarias, Mercedes Dermijián y Sofía Taverna, presentaron una inquietud que hasta hoy no fue tomada en cuenta.

"Recorrimos el lugar, fotografiamos, sentimos un gran impacto con lo que vimos y pensamos qué podíamos hacer nosotras: eso fue lo que nos movilizó a llegar a ustedes con este humilde proyecto", señalaron aquel día en que, apoyadas por una gran cantidad de estudiantes del Instituto Manuel Belgrano y la EGB, expusieron sus inquietudes.

Las alumnas les recordaron a los ediles que la municipalidad está adherida, por ordenanza, al Consorcio Provincial para la Basura, pero que no se utilizan los métodos adecuados en su tratamiento. También se quejaron porque falta información y concienciación en los ciudadanos sobre el impacto ambiental que produce esta situación.

Cuando las jóvenes defendieron su trabajo, ante la mesa del Concejo les explicaron a los ediles que estaban cumpliendo con la Constitución Nacional. Se referían a los artículos 41 y 4, que establecen derechos y obligaciones referidos al medio ambiente. "En resumen el basurero es una mugre y es lo que demostramos con este trabajo", concluyó aquel día Mercedes, mostrándoles a los concejales dos enormes fotos, que exhiben su lamentable estado.

Mucho peor.

Ayer un equipo de este diario concurrió al lugar, ubicado a unos cinco kilómetros al oeste de Macachín, y se encontró con un panorama realmente lamentable. La foto demuestra que la situación se agravó en el año que transcurrió desde aquella denuncia pública.

Allí, en pleno camino vecinal a la vera de las vías férreas, hay dos hileras de unos 300 metros por cinco de alto. En su contorno, estaban prendidos varios focos ígneos.

El tema está en el tapete. El intendente Jorge Cabak (PJ) también ha expresado su preocupación en varias oportunidades y afirma que viene trabajando en la solución de esta problemática, pero que el escollo principal es la cuestión económica.

En este sentido, en septiembre del año pasado, reveló que desde Desarrollo Social de la Nación le enviaron 164.395,90, que fueron destinados a la conclusión del basurero ecológico, un proyecto que avanza con demasiada lentitud. Además, en su mensaje en la apertura de las sesiones ordinarias del CD, el intendente Cabak anunció que se "está gestionando una segunda etapa para adquirir maquinarias para reciclar basura".

Otro ámbito, donde la comuna participó en el debate de la cuestión fue en el segundo "Encuentro patagónico de jueces de faltas", espacio al que adhirió y del que participó activamente la titular del Tribunal de Faltas local, Stella Pfoh. Puntualmente, en el segmento de medio ambiente, se habló sobre la inconveniencia de "basureros a cielo abierto y quema de residuos".

Comentá la nota