Las quejas por el pavimento no cesan.

Ayer un grupo importante de vecinos volvió al Concejo Deliberante. Pero no obtuvo nada nuevo porque no está definido el cobro y tampoco información de la obra. Dicen que se trataría mañana en comisión, pero la oposición al pago se reitera.
Mientras el vecinalismo sigue dilatando la presentación del nuevo proyecto de cobro del pavimento, y la obra continúa tras la pausa por el mal clima, los vecinos siguen reclamando por información que no aparece y fundamentalmente negándose al pago.

En ese contexto, nuevamente ayer un grupo de vecinos que en su gran mayoría tienen sus calles intervenidas por la obra, se congregó en el municipio y reclamó su atención en el Concejo Deliberante, donde una vez más quedaron expuestos concejales vecinalistas que no saben responder a las requisitorias de los frentistas.

Es que además la gran ausente sigue siendo la Secretaría de Obras Públicas, y hasta el propio Departamento Ejecutivo ha derivado más de la cuenta el tratamiento del tema hacia sus concejales, quienes ni siquiera conocen detalles básicos del caso, como por ejemplo el tipo de convenio suscripto con la Nación, para saber si del mismo se desprende que el municipio puede cobrar la obra.

Los vecinos manifestaron que iban a buscar información al municipio "porque nos enteramos por los medios", y pretenden que desde el vecinalismo "alguien nos diga la verdad".

En el mismo sentido también se pronunciaron concejales de la oposición, quienes insistieron con que no les ha sido enviado desde el Ejecutivo la información requerida respecto a la obra, con lo cual están en la misma situación que los vecinos.

"No pueden ser tan arrogantes, son nuestros representantes", se quejaron los vecinos ante los concejales del oficialismo, que debieron volver a patear para adelante, esta vez para el miércoles cuando supuestamente tenga tratamiento en comisión con el proyecto definido desde el Ejecutivo.

Entre las cuestiones que los frentistas dijeron enterarse por los medios, manifestaron que supieron que el registro de oposición o por la negativa a la obra se iba a hacer para aquellos cuyas cuadras no han sido intervenidas, por lo que cuestionaron fuertemente esa actitud.

Así fue que preguntaron qué tratamiento se le iba a dar a sus casos por no tener la oportunidad de expresarse, a lo que tampoco hubo una respuesta concreta. Allí el concejal Pablo Abraham admitió que hubo apresuramiento en el inicio de la obra, coincidiendo con los reclamos en ese sentido.

No obstante los vecinos insistieron con que entonces no se actúa con equidad, y que los demás "tuvieron suerte" que no les rompieron la calle y podrán manifestarse si no quieren la obra porque deben pagarla, dos cuestiones que diferencian quienes vienen reclamando, ya que quieren el pavimento pero se niegan a pagar, fundamentado básicamente por la manera que fue impuesto.

Y "de ese punto" tienen que partir, solicitaron, porque "ustedes hablan de cómo cobrar y nosotros no lo vamos a pagar", le hicieron saber a los concejales vecinalistas. Para la gente, la obra así implementada "vino de avivada", y cuestionaron que fue "una jugada política que quieren que paguemos nosotros".

Desconfianza

Pero por otra parte, la falta de información también generó desconfianza en la gente con respecto al tipo de obra y su calidad. Al no darse a conocer un informe detallado del tipo de trabajos y pavimento a colocar en cada caso, también se pide que no avancen los trabajos.

De ahí se les dijo que no se continúa levantando pavimento pero la obra no se detiene, a lo que los vecinos reflexionaron que si les van a imponer un cobro contra su voluntad, que el pavimento sea de calidad, porque sostienen que lo hecho no está bien.

Ahora el próximo capítulo sería mañana, cuando la Comisión de Hacienda trate el nuevo proyecto del Ejecutivo que podría tener además algo de lo sugerido por la oposición, y allí aseguraron que estarán los vecinos para saber de primera mano lo que eventualmente se resuelva.

Pasan los días y la falta de una respuesta concreta no hace más que generar un panorama más complejo de resolver para el vecinalismo y provoca a su vez una mayor reacción de la gente, que hasta el momento la bancan solamente los concejales vecinalistas.

Reunión de vecinos por el pavimento

Hoy a las 18, en instalaciones del Club Independiente, se llevará a cabo una nueva reunión de frentistas a raíz del reclamo que genera la obra de repavimentación.

Según indicaron los organizadores, se han juntado unas 500 firmas de frentistas que se oponen al pago de la obra. También señalaron que se tomó la decisión de invitar a Arnaldo Guglielmetti, presidente del bloque de Acción Comunal, y dejaron en claro que se trata de una convocatoria abierta a toda la comunidad.

Comentá la nota