Hay quejas en Iguazú por los excesos en las facturas de luz

Los vecinos consideraron excesivos los aumentos registrados en sus boletas. La empresa recibe denuncias y verifica los medidores
Puerto Iguazú. Cientos de usuarios se acercaron a la delegación local de la empresa de Electricidad de Misiones Sociedad Anónima (EMSA), en el transcurso de esta semana, para reclamar por el incremento en el registro de consumo eléctrico que se refleja en sus facturas. Esto sucedió, desde el período que se produjo el aumento en el costo de la electricidad que ahora es subsidiado en parte por el Gobierno provincial. Desde Emsa recuerdan que la facturación correspondiente al mes de febrero y que comenzará a distribuirse ahora, ya cuenta con el subsidio.

A muchos de los hogares que consumían menos de 500 kilovatios hora mensuales, les llegó la factura con vencimiento en enero, y de igual manera para el de febrero, con registros de consumo superiores a los límites impuestos para el incremento.

De esa manera hubo viviendas a las que se les facturó 800 pesos y otras en las que la facturación llegó a los 2.600 pesos por el consumo mensual. Los reclamos se sucedieron durante todo el mes, pero con el anuncio del subsidio a la electricidad realizado por el Gobierno Provincial, los consumidores locales no tardaron en pedir una re-facturación. “Nadie reclamó sobre el aumento en los valores pero sí en el incremento que se les registró de consumo de kilovatios hora”, comentaron en la mesa de entrada de la delegación. Nélida, una vecina del barrio Ignacio Abiarú, contó que “en diciembre tuve un consumo de 347 kilovatios hora y en enero registraron 502 por lo que me facturaron 240 pesos por haber pasado 2 kilovatios hora del límite de aumento”. A su vez Rosa, una vecina del barrio Malvinas, dijo que de pagar 700 pesos, pasó a deberle a Emsa la suma de 2.600 pesos por el consumo mensual. O el caso de María, del barrio Santa Rosa,que contó que “me vino 800 pesos de luz siendo que en mi casa no hay nadie en todo el día, es imposible haber gastado esa cifra”. Las facturas de enero y febrero les llegaron a los vecinos con tarifas de consumo mayores a 500 kilovatios hora, lo que derivó en una avalancha de reclamos en la delegación desde las 6 de la mañana y hasta las 13 de cada día. “En los meses de enero y febrero la demanda de energía es mucho mayor al de otros meses por el calor que hizo, es por eso que se dieron esas mediciones”, respondieron los representantes de la Empresa en el distrito. La medida que tomó la delegación local de Emsa es la de aceptar los innumerables reclamos de los vecinos e inscribir a todos para realizar una inspección técnica en los medidores de cada hogar para verificar el funcionamiento de los aparatos.En tanto que en algunos casos serían re-facturadas las boletas junto con el mes de febrero que daría vencimiento en el mes siguiente. Los técnicos de Emsa realizan hasta 40 inspecciones por tarde en el control de los medidores. Algunos vecinos auto-convocados llamaron a no abonar las facturas en señal de protestas y a seguir con el reclamo contra el incremento en los valores de consumo registrados.

Comentá la nota