Con quejas de conductores, secuestran siete motos

Con quejas de conductores, secuestran siete motos
Soy un señor que trabaja de traje y tengo todo en regla. Ustedes están haciendo un show y no van a laburar". Alvaro Martínez había sido detenido en Córdoba y Juan B. Justo, donde ayer arrancaron los controles de tránsito especiales para motociclistas. Si bien él usaba el casco reglamentario, su acompañante llevaba uno azul, de los que se usan en obras de construcción. Como los papeles estaban en regla, a Martínez se le labró la multa (van de $ 50 a $ 500) y, algo nervioso, pudo seguir. Aunque solo: la mujer que lo acompañaba siguió a pie.
Los operativos a cargo de la Dirección de Seguridad Vial y el Cuerpo de Agentes de Tránsito apuntan a concientizar a los motociclistas e incluye como novedad el secuestro de la moto para los que no usen el caso. Ayer, se llevaron siete: dos porque sus conductores no usaban el casco y cinco por no tener la chapa o porque les faltaba alguna documentación.

Ese fue el caso de Omar Macedo. El tenía el casco puesto, no así su novia Marisel Hoyos. Si bien pudo haber seguido solo, a su moto le faltaba la patente. Se la secuestraron y recién podrá recuperarla hoy, previa orden de un Controlador de Faltas. "La chapa se me cayó hace dos días y casco teníamos uno solo. Nos dejamos estar. Si sirven para prevenir accidentes los controles tienen sentido", dijo Macedo, quien junto a su novia siguieron camino hacia Belgrano en colectivo.

Los controles arrancaron ayer en Villa Crespo y se irán repitiendo todos los días en distintos puntos de la Ciudad. Se multa a los motociclistas que no llevaban puesto el casco, que pueden seguir manejando siempre que accedan a ponérselo y cuente con la documentación obligatoria (licencia, cédula verde y seguro). Si el acompañante no lleva casco, este debe bajarse de la moto. Según Pablo Martínez Carignano, director de Seguridad Vial el uso de casco en la Ciudad no es tan bajo. "En el Centro llega al 90%. Cada vez más gente lo acepta, hay un largo trabajo de concientización al respecto", aseguró.

En el arranque, muchos motociclistas mostraron resistencia a los controles. Fue el caso de una mujer -no quiso dar su nombre- quien viajaba sin casco junto a su esposo y el hijo de cuatro años. "Que no me vengan a decir que soy una inconsciente. El nene tenía casco y tampoco estábamos corriendo carreras", dijo indignada.

Otros, fueron más permeables. "La medida sirve para concientizar. Recién salía y no me había puesto el casco", contó Juan Sandrovich. Y Alexis Marcena, quien llevaba el casco en el codo afirmó: "Todo lo que sea para prevenir suma".

Comentá la nota