Quejas por las bocas de tormenta

Las fuertes lluvias que azotaron a nuestra ciudad durante el fin de semana, que continuarán en la jornada de hoy y que están previstas para mañana, provocaron la inundación en algunas calles de la comuna.
Por tal motivo, los vecinos hicieron escuchar sus quejas en los diferentes medios de comunicación de la región.

Más allá del gran caudal de agua que cayó, la principal causa de los desbordes fue que las bocas de tormenta ubicada en cada una de las esquinas, cuya función es la de desagotar las calles, no daban a basto. Es que las mismas se llenaban de es basura, lo que provocaban que el agua no siguiera su curso y se comenzara a acumular en gran cantidad al costado del cordón.

La acumulación, más la incesante lluvia y los autos que transitan a gran velocidad, produce que el agua llegue hasta la vivienda de los vecinos.

Nora vive en la calle 18 y 171 y expresó: "con el agua que viene desde el monte y la lluvia se me inunda toda la casa y se me está arruinando todo, algo hay que hacer porque las bocas se tapan enseguida, no podemos seguir viviendo así".

Por su parte, Oscar le explicó a BerissoCiudad que "la basura que tapa las bocas de tormenta es la que tira le gente o porque los perros rompen las bolsas que están colgadas y nadie la junta. Por tal motivo afirmó que esto que está sucediendo también es culpa nuestra".

"El agua que entra a mi casa cada vez que llueve no está limpia, es sucia; te deja basura en toda la casa y no sabés todo lo que tardo en sacarla, todo esto por la inoperancia de otros la terminamos pagando los vecinos", dijo Elena. Además, Raúl de 17 y 172, explicó cuál sería la solución frente a esta problemática: "ponerle una reja a cada boda de tormenta para que no se tapen y puedan drenar el agua".

Esta iniciativa fue presentada en el Honorable Concejo Deliberante local, por los ediles por la Coalición Cívica, Maximiliano Fernández y Nélida Bartolucci. En diálogo con este medio hace unos días atrás, explicaron es este proyecto es para preservar la limpieza de la ciudad y por sobre todo de los vecinos.

Comentá la nota