Quejas por el aumento de tasas municipales.

Vecinos de San Martín presentarán un reclamo ante el Concejo Deliberante. Sostienen que "en medio de una crisis económica sin precedentes no es momento para aumentar impuestos".
San Martín de los Andes > Un grupo de vecinos anunció su intención de presentar un petitorio al Concejo Deliberante para que revea la decisión del Ejecutivo local de aumentar la alícuota sobre la valuación fiscal de las viviendas, cuestión que se utiliza para el cálculo de tasas municipales, por caso alumbrado, barrido y limpieza.

Los vecinos argumentan que en el contexto actual de crisis económica, donde la propia Cámara de Comercio asegura una fuerte disminución en la actividad comercial, "no es momento para aumentar los impuestos".

Si hacen lugar al petitorio, los concejales deberán analizar la autorización que dieron al Ejecutivo para cambiar el valor de la alícuota, que deriva en un aumento de más de un 20 por ciento al año.

Cabe recordar que, a partir del miércoles, comenzará a regir el aumento de la tasa por Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) en la ciudad, por lo que las facturas llegarán con el nuevo valor.

Si bien la nueva alícuota que se toma en base al valor fiscal de la propiedad pasará del 1 al 1,2 por ciento hasta junio y luego al 1,3; en la práctica, un contribuyente deberá pagar en abril aproximadamente un 20 por ciento más respecto a la boleta que recibió el mes pasado.

Quien hasta ahora pagaba en concepto de Alumbrado, Barrido y Limpieza 41,67 pesos por mes, pasará a pagar 50 pesos hasta junio y luego 54,17, teniendo en cuenta una valuación fiscal de su vivienda de hasta 50 mil pesos. Si en cambio la valuación es de tan sólo 25 mil pesos, el ABL pasará de 21,50 a 27,90 pesos, y se mantendrá inalterable, ya que la normativa establece que las casas de mayor valor deben pagar más.

En el punto más alto de la escala están aquellos que cuentan con viviendas cuya valuación fiscal llega a los 500 mil pesos, quienes hasta ahora pagaban 416,67 y pasarán a pagar 500 pesos hasta junio y a partir de allí 541,67.

Oficialmente se afirma que "ítems como el gasoil o la energía eléctrica sufrieron aumentos cercanos al 35 por ciento mientras que los materiales de construcción aplicados a obra pública o mantenimiento de escuelas, tuvieron impactos que alcanzaron hasta el 48 por ciento".

Desde la oficina del responsable de las cuentas de la comuna, Juan Martín Insúa, se indicó que durante este último período "el municipio ha afrontado aumentos salariales de entre el 27 y el 32 por ciento, en consonancia con los aumentos en el sector privado".

Según Insúa "el severo impacto de la inflación en todos estos ítems centrales del gasto público, hizo necesaria esta actualización sobre el cálculo de este tributo, para que no se siguieran erosionando los recursos de la comuna al tener que hacer frente a costos crecientes sin la lógica correlación en los ingresos por impuestos y contribuciones".

Desde la comuna se afirma que "a modo de ejemplo, para el 30 por ciento de los contribuyentes que pagan el monto anual mínimo, el aumento efectivo sería de 6,40 pesos por mes". A esto se agrega que "el 75 por ciento de las propiedades tienen valuaciones fiscales menores a 50 mil pesos, mientras que el porcentaje llega al 89 por ciento, si se toma en cuenta las propiedades con valuaciones inferiores a 100 mil pesos".

Comentá la nota