"Se quejan porque no quieren pagar"

Jorge Bizet, secretario de Interior de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, afirmó que hace años que las aseguradoras debieron aumentar los topes de las indemnizaciones. Cuestionamientos a la ley de talles.
Apenas despuntó el mes de noviembre, el gobierno nacional dictó un decreto que modificó el piso de las indemnizaciones establecidas por el régimen de Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART), el cual fue elevado a 180 mil pesos. Al mismo tiempo, la medida dispuso la bancarización de esos pagos y la exclusión del impuesto al cheque para esas operaciones, entre otras decisiones.

Los cuestionamientos al decreto por parte de la Unión de ART y algunos sectores del empresariado no tardaron en llegar. Ayer, desde la CAME, salieron a respaldar la medida. Jorge Bizet, secretario de Interior de la institución, dialogó ayer con LA ARENA durante su breve visita a esta capital para participar de la cena que anoche realizó la Cámara de Comercio.

El dirigente recordó que en el almuerzo por el Día de la Industria, donde participó CAME y asistió la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, como invitada, el presidente de la entidad, Osvaldo Cornide, manifestó su preocupación los escasos resultados en la paritaria entre el Ministerio de Trabajo, el sector empresario y los sindicatos para laudar en el conflictivo tema de las ART.

"La presidenta, en su discurso, dijo que, si el grupo que estaba trabajando en el tema no lograba ponerse de acuerdo, se iba a ver obligada a introducir los cambios por decreto -explicó Bizet-. No hubo acuerdo entre las partes, pero por razones lógicas. El único sector empresario que mandó un representante fue CAME, el resto envió a sus abogados, que comenzaron a discutir cuestiones de letra chica y no de fondo".

Para Bizet, la medida, resolvió el problema de los bajos topes de las indemnizaciones y obligó a las aseguradoras a pagar los costos mayores. "Desde 2003 hasta acá recaudaron mucho más porque los salarios fueron creciendo pero los topes siempre se mantuvieron congelados", argumentó. Además, sostuvo que las ART siempre fueron solventadas por las pymes y no por las grandes empresas que, al contar con grandes planteles de personal, lograban acuerdos para reducir sus alícuotas. "El decreto genera una universalidad de las alícuotas. Lógicamente, las grandes empresas ponen el grito en el cielo, porque no quieren pagar", disparó.

Ley ambiental.

Bizet, oriundo de la ciudad de La Plata, se mostró en desacuerdo, en cambio, con la aplicación de uno de los artículos de la actual Ley de Medioambiente que obliga a las empresas a contratar un seguro de caución a efectos de remediar los posibles daños ambientales que se produzcan por la actividad del comercio o industria. "Desde CAME creemos que se les está diciendo a las empresas que tienen que pagar y entonces hay vía libre para contaminar. No estamos de acuerdo, no hay que remediar el mal sino prevenir", aseguró.

El empresario señaló que las pymes se ven perjudicadas por la medida puesto que están llegando intimaciones para comercios de la zona de la cuenca Matanza-Riachuelo y la cuenca del río Reconquista. "Todos estaremos obligados a contratar un seguro que es monopólico, entonces la erogación será muy grande y afectará nuestros costos. Esto todavía no llegó a La Pampa pero no tardará en alcanzar al interior", adelantó.

El secretario de Interior también se manifestó contra el avance en el Congreso de la Ley de Talles, la cual está vigente en la provincia de Buenos Aires. "Genera una obligatoriedad para todos los comercios que venden indumentaria, vulneran la capacidad financiera del empresario y también la capacidad de elección del producto. Hacer entender esto es una ardua tarea porque la opinión pública está confundida porque, ex profeso, se la informó mal. La gente cree que una vez que salga la ley los comercios tendrán todos los talles y eso es imposible", se quejó.

Comentá la nota