Queja opositora por no contar con el presupuesto

Ricardo Bussi señaló que le dan risa los argumentos del PJ para negarle una copia.
El 26 de noviembre, el legislador opositor Ricardo Bussi le solicitó formalmente al presidente de la comisión de Hacienda, José Alberto Cúneo Vergés, una copia del proyecto de ley de Presupuesto 2010, con el desagregado partida por partida. La solicitud fue denegada por el referente oficialista, lo que motivó que el titular de Fuerza Republicana anticipe su voto en contra de la norma en la sesión que tendrá lugar este viernes.

"Me contestaron por escrito que era imposible darme una copia por cuestiones presupuestarias. Como preveía esta respuesta, había solicitado que me remitan el proyecto presentado por el PE en soporte magnético, pero también me lo negaron y alegaron que era técnicamente inaccesible. Son argumentos que me dan risa", afirmó Bussi.

"Es altamente sorprendente que, promediando la primera decena del siglo XXI, no podamos tener copias. Es obvio decir que lo que se utiliza en papelería en la Cámara no tiene punto de comparación con lo que pedía para estudiar el presupuesto. Anticipo mi voto en contra, porque sería una irresponsabilidad tremenda aprobarlo sin conocerlo. En los 10 años que integré el Congreso de la Nación, siempre tuvimos copia escrita del presupuesto nacional con 45 a 60 días de anticipación al debate en el recinto, y pueden dar fe de ello tanto Olijela Rivas como Roque Alvarez", puntualizó.

Fideicomisos sin control

"Son infructuosas las gestiones para obtener información sobre el presupuesto -sostuvo, por su parte, Esteban Jerez-, porque está guardado bajo siete llaves como el mejor de los secretos. El oficialismo quiere siempre aprobar a libro cerrado lo que le envía el Poder Ejecutivo y no creo que esta vez hayan hecho un estudio concienzudo de todos los anexos e ítems del proyecto recibido, con un incremento sustancial de la plata que manejará la Provincia. No tenemos ningún dato, nadie sabe absolutamente nada".

El opositor aseveró que su principal preocupación es conocer el manejo de los fideicomisos estatales, que no forman parte del presupuesto. "El propio Tribunal de Cuentas, encargado de auditar los recursos públicos, informa oficialmente que no han tenido acceso a los fideicomisos de los municipios ni de las comunas rurales", explicó.

Jerez abundó en su crítica al sostener que, con este mecanismo, los municipios autónomos y autárquicos ceden sus dineros a una entidad que no es controlada y que no rinde cuentas al Estado. Además, cuestionó que se mantenga el estado de excepción en las finanzas, como se producirá con la prórroga de las leyes de emergencia que impulsa el alperovichismo.

Comentá la nota