Se queja el canciller de Colombia contra el UNASUR y Chávez lo llama "desgraciado"

Fuertes reacciones siguen marcando la tensión regional sudamericana, y en especial venezolana, por las futuras bases que Colombia le va a ceder a Estados Unidos.
El martes Venezuela emitió un comunicado en el cual marcó su "total desinterés por una gestión mediadora de Estados Unidos" frente al problema: "Si Estados Unidos quiere colaborar en el diálogo debe desistir en querer convertir a Colombia en una base regional para realizar operaciones de su estrategia de dominación y control sobre los países de América del Sur" afirmaron desde la cancillería bolivariana.

Pero frente a la próxima reunión de los cancilleres y ministros de Defensa del bloque UNASUR, que se van a encontrar el próximo 27 de noviembre en Quito para analizar la situación tanto de Venezuela y Colombia, como así también de Chile y el Perú, ya empiezan a surgir los primeros indicios de la temática que va sobrevolar la misma.

Al respecto se conocieron ayer declaraciones del canciller colombiano Jaime Bermúdez, quien adelantó la posición de Colombia: " Es decepcionante, paradójico y muy llamativo que cuando el Jefe de Estado de un país de la región (refiriéndose a Chávez) y miembro de UNASUR utiliza un lenguaje bélico y hasta habla de guerra contra otro miembro (por Colombia), el conjunto de países que integran el UNASUR no hace ningún comentario al respecto", afirmó el Canciller.

También se refirió a una próxima reunión de mediación que Lula estaba intentando realizar entre Chávez y Uribe en Manaos un día antes (el 26 del corriente mes), en una cumbre de Medio Ambiente de los países amazónicos.

"El Presidente Uribe va a asistir" dijo el canciller colombiano, pero descartó que se reúna con Chávez para arreglar sus diferencias. "Pero solo vamos a estar presentes para hablar de temas de Medio Ambiente" ratificó Bermúdez (aunque en Venezuela tampoco se muestran dispuestos a dialogar).

Chávez nuevamente reacciónó con virulencia ayer por la noche ante estas noticias, especialmente cuando se enteró de los comentarios del canciller respecto al UNASUR. "Venezuela habla de guerra? …. Es un desgraciado. Tanto como lo es su presidente. Han desgraciado a Colombia. Viva Colombia!, me siento más colombiano que Uribe, que es un pitiyankee" respondió el presidente venezolano, quien justamente le endilga a Colombia haber iniciado un proceso de agresión por permitir esas bases.

Posiblemente la situación, los hechos, los comentarios que ya se observan, desborden la Cumbre del UNASUR, y quizás lleguen a la OEA. Es lógico pensar que desde Colombia se vuelvan a dar explicaciones del porqué de las bases. Pero hay un elemento que también se debe tener en cuenta y es importante. Estados Unidos aun no ha respondido favorablemente al llamado del presidente Lula del Brasil, para que en el marco del UNASUR, se explique oficialmente a todos los países sudamericanos la verdadera función, el plan detallado, los objetivos y el rol de dichas unidades militares norteamericanas que se van a instalar en Colombia.

El UNASUR posiblemente va apuntar al Norte. Pero mientras tanto, hay que buscar un "autosistema", algún control, para que no se siga incendiando (al menos verborrágicamente), el Sur.

Comentá la nota