Quedó a un paso

Aunque no pudo de local con Venezuela, Chile necesita una sola victoria más para ir a Sudáfrica.
Marcelo Bielsa había advertido sobre el exceso de euforia y, además, sobre la oposición que podía generar Venezuela. Su pronóstico se cumplió, ya que Chile no logró los tres puntos, pese a su dominio, pero quedó a una victoria, con tres fechas por jugar, para asegurar su presencia en el Mundial 2010.

El comienzo fue auspicioso para los locales, porque un cabezazo de Vidal, antes del primer cuarto de hora, les daba ventaja y afirmaba la ilusión del viaje a Sudáfrica. Ese resultado era la consecuencia de un ataque permanente, como les corresponde a los equipos del DT rosarino, y la imposibilidad de Venezuela de hacer pie lejos de su arco. Pero luego de los 30 minutos el visitante se recompuso y avisó con un tiro libre de Seijas. A los 34 Arango asistió a Maldonado y se produjo el 1-1 (Bravo llegó a 324 minutos invicto y quedó a dos de quebrar el récord nacional de Osben). Sobre el cierre, el bombazo de Rey, de tiro libre, provocó la sorpresa de todos en el Estadio Nacional de Santiago.

El 2-2, con un remate de Millar, acomodó el resultado al desarrollo, aunque lo que ocurrió después, el constante peloteo sobre Vega, mostró que el empate fue poco para la Roja.

Comentá la nota