Quedó inaugurado el frigorífico avícola de San Vicente y prevén la cuenca productora

La planta industrial El Triunfo faenará 2.000 pollos por jornada y los criaderos producirán 30.000 pollos cada dos meses. La inversión del a provincia superó los 2.000.000 de pesos
San Vicente y Posadas. La planta frigorífica avícola de esta localidad, que tendrá la capacidad de procesar unos 300 pollos por hora quedó oficialmente inaugurada el viernes luego de un acto oficial con autoridades provinciales.

El resultado de la producción de esta flamante industria abastecerá con productos frescos y de calidad a los comercios de la zona y también se prevé llegar a otros puntos de la provincia y de la región.

El frigorífico tiene la capacidad de producir unos 30.000 pollos en forma bimestral a razón de 300 animales (del tipo más común o doble pechuga) en cada uno de los 100 galpones destinados para la crianza.

Se estima aumentar la cantidad de galpones por la alta demanda de productores que buscan dedicarse a la cría de pollos.

En busca de la cuenca avícola

El Gobierno, a través de programas como el Pro Alimentos intenta promover la creación de una cuenca avícola con epicentro en San Vicente, donde funcionará la planta faenadora de pollos.

Hasta esta planta industrial llegarán animales para la faena desde El Soberbio, Dos de Mayo y el borde de Aristóbulo de Valle. Con respecto al frigorífico propiamente dicho, la instalación del mismo fue gestionada por una firma rosarina luego de las primeras obras civiles realizadas por una empresa de Leandro Alem.

Este frigorífico, que se encuentra ubicado en el kilómetro 48 de la Ruta Provincial 13, distante a unos dos kilómetros del centro urbano de San Vicente ya tiene un tiempo funcionando en forma experimental.

Los pollos del tabaco

La iniciativa demandó una inversión de 2.100.000 pesos que fueron solventados con recursos del Fondo Especial del Tabaco (Fet), ya que los colonos involucrados en ella son mayormente tabacaleros, según confirmó el director General de Ganadería de Misiones, Rodolfo Jaquet.

Para poner en marcha el proyecto primero hubo que recuperar una pequeña cooperativa avícola de San Vicente y luego llamaron a licitación para la construcción de las obras.

Con el dinero, que se canalizó a través de la Fundación de Asuntos Agrarios, se construyeron los 100 galpones (uno para cada colono) y la industria de faenamiento.

El plan contempla que los colonos serán beneficiados con la infraestructura, los pollitos y las bolsas de alimentos balanceados en el primer ciclo de cría.

Los galpones donde se crían a los animales llevan un tiempo funcionando en forma experimental. En tanto que las primeras faenas caseras dieron óptimos resultados con ejemplares que limpios pesaron entre 2,2 y 2,4 kilogramos.

Los pollitos son traídos desde la localidad entrerriana de Crespo, considerada una de las máximas potencias en cuanto a la producción avícola del Litoral.

Comentá la nota