Se quedó sin financiamiento obra de acceso a la Ciudad.

Se venció el bono municipal de $60 millones sin que la Anses lo comprara. Se iba a destinar a la apertura de la Av. 52.
El plazo en que debía ser colocado el bono que emitió la Municipalidad platense -para financiar la construcción de un nuevo acceso a la Ciudad- se venció sin que la Anses, que se había comprometido formalmente a comprarlo, formalizara la operación.

De este modo, ya no se contará con los fondos necesarios para la obra de apertura de la Avenida 52, hasta su intersección con la Ruta 36; trabajo que le hubiera permitido a la Ciudad con un nuevo acceso, por el sur del distrito, conectando la Avenida 31 con la ruta 2.

Así lo pudo confirmar este diario en fuentes calificadas de la Municipalidad, que señalaron que el plazo de colocación del bono venció a comienzos de la semana que pasó sin que se hubiera cerrado la operación con el ente de jubilaciones del gobierno nacional que, cuando era conducido por el hoy ministro de Economía, Amado Boudou, se había comprometido a aportar los fondos para la obra mencionada comprando el título municipal.

Como este diario ha venido informando, la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes de la Ciudad aprobó el 24 de abril pasado una ordenanza que autorizaba al Ejecutivo municipal a endeudarse en 60 millones a través de la emisión de un bono.

LA EMISION DEL BONO

A esa altura del proceso, el intendente Pablo Bruera contaba con el compromiso del gobierno nacional de tomar ese bono, a través de la Anses, para financiar un emprendimiento específico: la construcción de lo que se denominó la Autopista del Sudoeste.

Ya a fines de enero último, la Comuna había firmado un convenio-marco con el gobierno nacional para llevar adelante esa obra. En ese documento, la administración federal se comprometía a financiar el trabajo, que comprendería dos etapas: la primera, la apertura de la Avenida 52 desde la calle 131 hasta la 167; y la segunda, la conexión con las Rutas 36 y 2.

En los meses siguientes, la administración municipal llevó adelante gestiones y firmó convenios con los vecinos de la zona por donde se abriría la traza de la Avenida 52, para contar con su consentimiento. Y gestionó la autorización del Tribunal de Cuentas de la Provincia para tomar un endeudamiento por 60 millones de pesos.

Asimismo, el Intendente debió obtener la aprobación, para llevar adelante toda la operación -emisión del bono y colocación del mismo en la Anses- de los ministerios de Economía de la Nación y la Provincia.

Con esos trámites concluidos, se llegó a la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes de fines de abril que autorizó al Ejecutivo municipal a endeudarse por el monto mencionado.

La autorización se concedió mediante la aprobación de una ordenanza que habilitaba al gobierno de Bruera a emitir un bono de inversión en pesos, por 60 millones, a amortizar en siete años desde la suscripción del mismo, con una tasa de interés que se abonaría semestralmente.

CONVENIO E INAUGURACION

De esa forma, el Municipio emitió el bono, que preveía un plazo para su colocación que vencía a mediados de julio.

Los pasos formales concluyeron a comienzos de junio, cuando la presidenta Cristina Kirchner y el entonces titular de la Anses, Amado Boudou, firmaron, durante un acto realizado en el Salón Dorado de la Municipalidad, junto al intendente Bruera, un convenio por el cual el gobierno nacional, a través del ente de Seguridad Social, se comprometió a comprar el bono municipal que se debía destinar a la obra de la Autopista del Sudoeste.

En ese marco, el 19 de junio se inauguraron los trabajos de apertura de la Avenida 52 entre 131 y 167, poniéndose así en marcha la primera etapa del proyecto, que cuenta con financiamiento de Vialidad Nacional, mientras que los fondos de la Anses a través de la toma del bono municipal se iban a aplicar para la segunda etapa, con la conexión de esa vía con las Rutas 36 y 2.

DIFICULTADES

Pero luego el proceso se empantanó. Según trascendió, en las últimas semanas las gestiones de funcionarios municipales para la conclusión de la operación afrontaron diversas dificultades. Entre otros inconvenientes que dilataron el cierre del trámite, habrían surgido planteos de la Anses sobre la tasa de interés que debía pagar la Comuna por este financiamiento.

De ese modo, el plazo de colocación del bono del Estado municipal platense previsto en su emisión se venció, sin que la Anses hubiera completado la operación de compra del título.

INTERES

El parate que sufrió el proceso de endeudamiento por parte de la Comuna para la obra de la avenida 52 obedeció, según las más firmes versiones, a los planteos de la Anses en torno a la tasa de interés que la Municipalidad iba a pagar por ese financiamiento.

Comentá la nota