LU 33 se quedó sin dueño

Mediante una carta documento, dos empresas vinculadas al empresario mendocino le informaron a los empleados que no continuarán en la gerencia de la radio.
Los trabajadores seguirán emitiendo y pedirán el apoyo del Estado.

La conflictiva situación de LU 33 Radiodifusora Pampeana dio un nuevo giro ayer, al confirmarse que el empresario mendocino César Catena se desvinculó de la empresa y dejó la radio a la deriva y a sus 34 trabajadores en la más absoluta incertidumbre. En conferencia de prensa, dirigentes de los cuatro gremios que agrupan a su personal informaron la recepción de una carta documento en la que directivos de las empresas "Ikelar" y "Luceca" denuncian haber "sido sorprendidos en nuestra buena fe por Luis Angel Legnani, Lucas Legnani y Hortensia del Valle Palavecino, quienes nos vendieron el 100 por ciento de las acciones de Radiodifusora Pampeana SA sin acreditarse como titulares de la licencia ante el Comfer".

Frente a la imposibilidad de obtener la licencia, los empresarios dieron marcha atrás con esa compra "por no resultar posible cumplir el objeto del contrato" y anunciaron que depositarán "los libros sociales y el libro de accionistas ante el juez" que tiene a cargo el concurso de la emisora. De esta manera "la radio ha quedado sin gerenciador y los trabajadores en la más absoluta incertidumbre" afirmó Flavio Frangolini, secretario general del Sindicato de Prensa Sipren).

Siguen al aire.

Acompañado por sus pares Ernesto Maidana (Sutep) y Javier Ernst (Aatrac) y un grupo de trabajadores de la emisora, el titular del Sipren advirtió que "ante la desvinculación de Catena la radio continuará al aire con el esfuerzo de sus trabajadores" y anunció que "además de responder la carta documento y denunciar la novedad ante la autoridad laboral, los trabajadores iniciaremos gestiones ante los estados nacional y provincial para ver si podemos encarrilar una situación catastrófica que data de hace muchos años".

La mayor incertidumbre ronda en torno a los salarios de julio. "Siendo optimistas podríamos pensar que el empresario, antes de abandonar la radio, pagará los sueldos de este mes, pero no existe ninguna seguridad y su conducta no permite abrigar tanto optimismo" agregó Frangolini. Por ahora, "los trabajadores seguirán trabajando normalmente, aunque no haya un empresario a través de un comité de gestión que deberemos conformar a la mayor brevedad para organizar la tarea de aquí en adelante".

Largo conflicto.

Emisora Pampeana pertenecía al Estado nacional. En 1991 fue privatizada y concesionada a Luis Legnani. En 2005 la familia propietaria le vendió el paquete accionario a César Catena, un empresario mendocino que, aunque siempre actuó como dueño de la radio, negó reiteradamente su vinculación con la empresa, hasta ahora. El año pasado, sucesivos incumplimientos en el pago de sueldos provocaron un prolongado conflicto que incluyó dos paros, la intervención de Relaciones Laborales y la apertura de un expediente en el Comfer por parte de su personal. Este reclamo, precisamente, resultó la llave para que el empresario decidiera abandonar la empresa.

Comentá la nota