La FTV se quedó con dinero de mensuras pagadas por vecinos del Nahuel Hue.

Durante el proceso de mensura de los lotes de la ocupación más grande de la ciudad, la organización social Federación de Tierras y Viviendas (FTV) estafó a unos 50 vecinos. Les cobró por la tarea, pero no la realizó. La maniobra fue admitida por el referentes de esa entidad y actual funcionario nacional, José Rodríguez, quien aseguró que se separó al dirigente responsable.
El complejo proceso de regularización dominial en el barrio Nahuel Hue tiene un escollo más. La Federación de Tierras y Viviendas (FTV) se quedó con los fondos aportados por unos 50 vecinos que habían pagado el trabajo de mensura. La organización territorial cuyo principal dirigente a nivel nacional es Luis D’Elía, acordó con un agrimensor local (Osvaldo Bonini) la realización de esa tarea de mensura a un bajo precio, buscando colaborar con la regularización barrial.

Así, se desarrollaron unos 500 trabajos, pero por lo menos en 50 casos, los ocupantes pagaron por el trabajo que nunca se realizó.

La maniobra fue admitida por José Rodríguez, referente local de la FTV y actual delegado en Río Negro de la Comisión Nacional de Tierras. Rodríguez señaló que el supuesto responsable de la defraudación, Carlos Gómez, fue “separado” de la organización “por irregularidades que ocurrieron”.

Rodríguez indicó que cada trabajo de mensura se había valuado en 150 pesos –muy inferior al del mercado-, y que en unos 50 casos, la tarea de campo no se concretó. El monto que habría cobrado la FTV y que no abonó al agrimensor ronda los 3 mil pesos, según Rodríguez, equivalente a un primer pago de la mensura.

Hubo “montones de irregularidades que fueron denunciadas por varios miembros de la organización que no querían quedar involucrados”, explicó el ahora funcionario nacional consultado por ANB. Justificó en este sentido que “en una organización social es muy amplio lo que entra”.

“Desde la organización estamos viendo cómo cubrir esa deuda con el agrimensor”, explicó, pero adelantó que se gestionará algún aporte estatal para saldar ese compromiso. “La gente le creyó a la organización”, destacó.

Rodríguez explicó la actuación del FTV durante el proceso de tomas en el barrio, señalando que desde la entidad “no se incentivaron” las ocupaciones, aunque admitió que la Federación “estuvo” en la toma.

“Había una necesidad muy grande de tierras, y la FTV medió pata que no haya costo de vidas”, en el proceso de ocupaciones. “Nosotros tenemos una cuestión muy clara: cuando se puede dar respuesta a la gente desde el Estado, la gente no necesita salir a hacer una toma. El problema es que muchas veces la gente toma y nos llama a nosotros para que los ayudemos para ver cómo pueden regularizarlo”.

Finalmente, el delegado de la Comisión Nacional de Tierras aseguró que la FTV “sigue existiendo”, pero destacó que “ya no cobra cuota social”, debido a las denuncias sobre la utilización irregular de fondos.

Comentá la nota