¿En qué quedó la concesión de la terminal?

Si bien el proyecto del Ejecutivo que establecía que se debía otorgar la concesión de la terminal a la empresa TEBA iba a ser tratado hace un mes en el Concejo Deliberante, todo quedó en la nada.
Los bloques minoritarios de la oposición habían adelantado que rechazarían la propuesta, teniendo en cuenta los antecedentes de la firma que actualmente opera la terminal de Retiro y el escaso canon que pagaría por el alquiler del edificio (poco más de $5 mil por mes).

En contrapartida, desde el oficialismo respaldaban la postura del intendente.

El bloque de la UCR, que terminaría inclinando la balanza para uno de los dos lados, expuso que la explotación de la terminal no era una prestación de un servicio público y que, por ello, no debía ser resuelta por el Deliberativo.

Por tal motivo, nunca se presentaron expedientes a favor o en contra de la cesión del edificio, y la cuestión quedó en la nebulosa.

Sin embargo, en los últimos días habrían surgido novedades al respecto. Según pudo averiguar Frente a Cano, desde el oficialismo y la UCR habrían remitido el expediente a la Auditoría General de la Provincia para que resuelva si se trata de un servicio público y, por ende, si corresponde que la situación sea planteada en el Deliberativo.

Hasta el momento no hubo una respuesta. Sin embargo, las mismas fuentes consultadas indicaron que, en caso de no tratarse de un servicio público, al menos sería la concesión de un bien público, por lo que de todas maneras debería ser aprobada por los ediles.

Por el momento, habrá que esperar la respuesta de la Auditoría General de la Provincia y ver cómo continúa el debate.

Comentá la nota