Quedó abierta bajada de Autopista en Villa Elisa

Se lo confirmaron fuentes de la Municipalidad a eldia.com. El OCCOVI acordó con la Comuna una prueba de funcionamiento durante 30 días. La empresa Coviares se hará cargo de la señalización e iluminación
Finalmente, quedó reabierta desde esta tarde la bajada en Villa Elisa de la Autopista La Plata-Buenos Aires, confirmaron a eldia.com fuentes oficiales.

Esta mañana la reapertura del acceso, que permanece cerrado desde 2002, había sido suspendida por decisión del OCCOVI, ente encargado de supervisar los contratos de las rutas y autopistas nacionales concesionadas del país.

En el marco de una prueba piloto, la bajada quedó habilitada desde hoy a partir que la Comuna decidiera reabrirla luego que una encuesta realizada a principios de mes arrojara un 80% de opiniones a favor. La medida se implementará a modo de ensayo por un mes.

Desde la Comuna también informaron que Coviares, la empresa concecionaria de la autovía, se hará cargo de las tareas de señalización, iluminación y mantenimiento de la subida.

El Organo de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) se había opuesto a esta medida, por lo que había quedado suspendida su reapertura. Pero tratativas llevadas adelante por el intendente Pablo Bruera ante autoridades de ese organismo y el ministerio de Planificación Federal, a cargo de Julio De Vido, hicieron posible que finalmente la bajada sea reabierta y así quienes vengan por la Autopista desde capital federal y tengan que dirigirse hacia Villa Elisa, City Bell y Gonnet ya no tengan que llegarse hasta la rotonda de 120 y 532 y entonces retomar por los caminos Centenario o General Belgrano.

El OCCOVI es el encargado de ejercer la supervisión, inspección, auditoría y seguimiento del cumplimiento de los contratos de los casi diez mil kilómetros de rutas nacionales concesionadas del país, "a fin de asegurar la calidad y adecuada prestación de los servicios y la protección de los usuarios y los bienes públicos del Estado", según consigna el sitio en internet del organismo.

Comentá la nota