"Quédense tranquilos, nos vamos a clasificar".

SUB 20: El capitán del Sub 20, Emiliano Insúa, confía a pleno en las chances del equipo. Hoy a las 23, contra Venezuela, la primera de las dos finales para llegar al Mundial de Egipto.
Levanta la cabeza, agacha el lomo, lleva la pelota con una zurda decidida, supera la mitad de la cancha y llega hasta tres cuartos, donde la suelta. Pero ahí, en esa zona que parece minada para Argentina, el balón pasa a posesión del rival y Emiliano Insúa, resignado, debe regresar. La secuencia, vista en el 1-2 ante Uruguay, es una constante a lo largo de este torneo. Desde el fondo, ya sea de lateral izquierdo o de central, el defensor del Liverpool observó la falta de creación de un equipo que -en gran parte por esa inoperancia- camina por la cornisa, ante el riesgo de quedar al margen del Mundial. Sin embargo, el capitán, el único de los 20 futbolistas que actúa en el exterior, se planta y envía un mensaje positivo, a horas del partido ante Venezuela.

"Que los argentinos se queden tranquilos, nos vamos a clasificar. Ganamos estos dos partidos e iremos a Egipto", asegura el campeón del mundo Sub 20 en Canadá en el hermoso hotel Maremares de Lechería. Se lo ve distendido, a pesar de que se necesitan los seis puntos para no depender de otros

-¿Por qué la confianza?

-Porque estoy muy seguro. Vamos a cumplir el objetivo. Todo el grupo quiere eso, estamos muy metidos. Y no podemos caernos ahora. Por eso estuvimos trabajando mucho en lo anímico después de la dura derrota.

-¿Estás decepcionado?

-No, todavía no puedo decir que lo estoy porque seguimos con posibilidades. Ahora todo está en nuestras manos. Dependerá de lo que hagamos nosotros. Siempre confié en estos jugadores y cuerpo técnico. -¿Cómo ves a tus compañeros en lo emocional?

-Están tranquilos. Ellos saben que dejamos todo en cada partido, cada uno de nosotros se mató e hizo lo posible para poder ganar.

-Sí, pero están últimos y ganaron una sola vez...

-Puede ser que no estemos creando situaciones claras, pero no debemos perder la calma. Sentimos que si volvemos a jugar como contra Uruguay, nos va a tocar ganar. Nos dio bronca no poder hacerlo el miércoles. Dominamos el primer tiempo, pero sin generar situaciones claras.

-¿Por qué les cuesta tanto el último toque?

-Sabemos que hay que mejorar eso, llegar con más claridad. Uno quiere que todos los ataques argentinos terminen en gol, pero a veces también los rivales juegan y las defensas se paran bien. Hay que encontrarle la vuelta, generar los espacios arriba.

Si bien Insúa arrancó el torneo como lateral izquierdo, el Checho decidió colocarlo en la zaga ante Brasil y mostró una mayor solidez y liderazgo. Y como además formó en ese puesto una buena dupla con Tobio, el técnico repitió la dupla ante los Charrúas y hará lo mismo esta noche frente a la Vinotinto.

-De central se te vio mejor que de lateral. ¿Por qué se dio ese cambio?

-Lo que pasó fue que en la punta me estaba pesando el cansancio porque ahí tenés que correr más. De seis me están saliendo bien las cosas, pero también quiero eso en lo grupal, que obviamente es lo más importante.

Comentá la nota