"Me quedé en la mala y ahora disfruto más"

"Me quedé en la mala y ahora disfruto más"
INDEPENDIENTE - TIGRE: De borrado a figura en el clásico... el lateral comparte su alegría por haber apostad por Independiente: "Las cosas están cambiando, la ilusión está al alcance de la mano".
Atrás de Darío Gandín, alguien que se está ganando el corazón de la gente a fuerza de goles (en especial, los dos en el clásico), aparece Lucas Mareque. El lateral es otro jugador del viejo Independiente al que el hincha miraba de reojo y al que ahora le está empezando a reconocer el esfuerzo y el despliegue. Sobre todo, tras la falta que recibió y que desembocó en el penal para el 2-0 del Chipi en el clásico. "Cuando voy a buscar la pared exacta que me había devuelto Gandín, me encuentro con Aveldaño. No tenía necesidad de chocarlo. Fue penal... Nos tocó estar muy bien en el primer tiempo, no lo liquidamos y terminamos sufriendo. Pero nos fuimos de la cancha festejando. Entendimos que había que jugarlo metiendo y peleando cada pelota", contagia el 3 su alegría.

Una realidad que a él mismo le costaba imaginar hace tres meses, cuando el plantel se iba de pretemporada y Mareque se quedaba entrenándose separado en Buenos Aires. "Yo había mostrado cosas buenas en el club y en otros momentos tuve una mala racha. Soñaba con volver, pero de ahí a que se haga realidad había un paso grande. Me parecía injusto pagar yo, con algunos compañeros más, por algo que había sido una cuestión de conjunto. Por suerte, hoy es algo que puedo contar porque ya pasó. Si me hubiese tenido que ir de esa manera (NdeR: tuvo una oferta del Lorient francés), no me hubiera gustado. Pero me quedé en la mala, en el peor momento. Fue una decisión propia, las cosas están cambiando y ahora disfruto más", confiesa.

Ese cambio tiene que ver con que el Rojo vuelve a ser protagonista de un torneo. "Esa ilusión está al alcance de la mano. Porque el primer tiempo de Vélez fue real, el primer tiempo de Racing fue real... Creo que con un poquito más de inteligencia y concentración, concretando las situaciones que te permiten cerrar a tiempo un partido, podemos ilusionarnos con pelear ahí arriba", avisa.

Comentá la nota