"No nos quedará otra que recurrir a la Justicia"

Lo anticipó Marcela D’Amico, vecina de la Nueva Terminal, en diálogo con Cazador de Noticias. "Hoy nos despertaron a las 5 de la mañana y desde entonces no pudimos conciliar el sueño entre ruido de motores y parlantes externos", denunció.
En una entrevista concedida a Rubén Ferrari, D’Amico adelantó: "ya estamos pensando seriamente en tomar alguna medida más drástica".

Y especificó al respecto: "es probable que nos volvamos a reunir el fin de semana que viene para decidir qué hacer, pues nos anunciaron que vendría el concesionario Néstor Otero y porque además la gerencia se comprometió a charlar con dos o tres vecinos que nos representen a todos y algún funcionario de la Municipalidad".

Poco después, la ciudadana, que hace 40 años que reside en la zona, repasó: "el viernes pasado tuvimos un encuentro con los responsables pero desde entonces no tuvimos respuestas concretas". "Un señor de apellido Álvarez estaba a cargo de esto, pero nos enteramos recientemente que lo destituyeron y que pusieron al frente a una tal Fanny, que es más intransigente y lacónica", se quejó la señora.

A colación, en tanto, contó: "la he llamado en las últimas horas y me dijo que no me comunicara más con ella hasta tanto no se finalizaran las obras. Además, expresó que la semana entrante se ocuparían de la problemática de los parlantes, aunque luego confesó no estar segura al respecto".

"Sobre el otro tema, el de los motores – indicó D’Amico - pensamos que podría haber una solución transitoria al menos, ya que nos habían prometido que pondrían los colectivos más lejos del alambrado para que no los escucháramos tanto como ahora". Aunque luego refrendó: "sin embargo, cambiaron de parecer en cuestión de horas y todo quedó en la nada".

Al concluir, la vecina remarcó: "no podemos entender cómo viene una persona, pone plata y se convierte en dueño de todo, incluso de nuestra tranquilidad".

Comentá la nota