No queda aceite de oliva en la provincia

Dicen que es porque hubo una gran demanda sobre todo del mercado interno que estos meses compró más.
"No es normal que a esta altura del año se haya vendido toda la producción de aceite de oliva, pero es muy bueno para las empresas y productores", dijo ayer Fabián Famar, de la firma Mercoplas. En esto coincidieron otros tres productores consultados. Esta venta extraordinaria fue atribuida a una baja producción a nivel nacional de aceite de oliva que hizo que los compradores del mercado interno salieran a stockearse, al igual que los compradores internacionales.

"No queda aceite de oliva en San Juan, se vendió todo, algo a la exportación, pero el que ha tenido muchísimo movimiento es el mercado interno porque la producción de todo el país fue chica este año, aunque no hay estadísticas oficiales", dijo Carlos Pasquet, de la firma Ciasa.

Según cálculos de Pasquet este año el factor climático hizo que la producción de aceite de oliva en todo el país llegara a unas 13 mil toneladas, aproximadamente. Pero en San Juan el efecto climático pegó menos y la producción fue buena, mejor que en el resto de las provincias olivícolas y calculan que se elaboraron unas 5 mil toneladas de aceite. Históricamente la provincia ha elaborado entre 3.500 y 4.500 toneladas. Por eso muchos compradores llegaron a la provincia en busca de aceite de buena calidad.

"El mercado interno salió a pagar más precio para no tener que importar aceite ante la escasez", dijo Pasquet.

En el mercado interno este año el valor del aceite arrancó bajo, entre 2.000 y 2.200 dólares la tonelada, pero cerró el año en 2.700 dólares la tonelada, más IVA. Mientras que el mercado internacional comenzó con 2.400 dólares la tonelada y terminó en 3.200 dólares.

Con estos valores ganaron todos, ya que muchos productores primarios de aceitunas aceiteras decidieron hacer maquila a principios de año, cuando el precio de la aceituna era bajo, y esperar que el valor mejore; la estrategia les dio buen resultado.

"Todo el mundo esperaba tener el volumen país y cuando se vió que era bajo y que la producción era muy poca, todo el mercado interno salió a comprar más, a eso hay que sumarle los compromisos de exportación", explicó Pasquet.

Miguel Herrero, de San Juan de los Olivos, dijo que el mercado externo también tuvo su peso: "Los compradores internacionales dejaron de comprar durante los peores meses de la crisis eso hizo que se quedaran sin stock y salieron todos juntos a comprar aceite, acá no quedó ni una gota", aseguró.

Embudo

La decisión de los productores primarios de no vender las aceitunas a los elaboradores y hacer maquila este año, provocó un efecto embudo y las fábricas de aceite no daban abasto para elaborar el volumen de aceitunas que había.

Por eso muchos elaboradores tuvieron que alquilar fábricas en Catamarca.

"Falló un poco la logística, se juntaron las aceitunas tempranas con las más tardías y resultó que no había capacidad de elaboración para todas", dijo Pasquet. Y aseguró que hay al menos una nueva fábrica de aceite de oliva, ubicada en la zona de Cañada Honda -hoy convertida en la zona top de la aceituna- que sumará capacidad de elaboración para la temporada 2010.

Los elaboradores contaron que también salió mucha aceituna para conserva hacia Mendoza y Córdoba.

Comentá la nota