Se queda con el 97% de las acciones. El gobierno comprará hoy Gamsur por $ 4,6 millones

En medio de la polémica por los mayores costos, el Ejecutivo firmará el acuerdo con los empresarios. El pago se hará en 24 cuotas. Así, el Estado podrá quedarse con el control total de la empresa mixta.
El gobierno municipal oficializará hoy la compra de las acciones de la empresa Gamsur, que, después de siete meses de in­tenso conflicto, pasará en un 97 por ciento a manos del Estado. El acuerdo, que hoy a las 11 firmará la mayoría de los socios privados, le pone un precio de 4,6 millones de pesos a la mixta encargada de la recolección de residuos y el mantenimiento del alumbrado público. Sólo dos empresarios, que tienen un 3 por ciento de las acciones, manifestaron que quieren quedarse en el negocio.

El traspaso se produce en plena polémica por la determinación de los mayores costos de 2008 entre el gobierno, el Concejo Deliberante y el Tribunal de Cuentas. Mientras la empresa pidió un pago adicional de 12,6 millones de pesos por el efecto de la inflación durante el año pasado, la Secretaría de Economía determinó que son 7,5 millones. A principios de julio, el Tribunal de Cuentas dio a conocer el resultado de su auditoría y determinó que el pago no podría superar los 5,4 millones de pesos. Esa discusión, que llegó incluso a la Justicia, todavía no está zanjada. Sin embargo, el gobierno asegura que ese debate se volverá abstracto con la compra de las acciones porque los 4,6 millones que pagará por Gamsur representan una cifra inferior, incluso, a los 5,4 millones que postuló el Tribunal de Cuentas.

Deudas cruzadas

El acuerdo contempla que los empresarios no cobrarán los mayores costos y, a cambio, el Municipio se hará cargo de la deu­da de la empresa. Guillermo Mana, secretario de Economía, aseguró que ese pasivo está en los 4 millones de pesos. De to­dos modos, en las últimas horas el gobierno incluyó una cláusula en el acta de traspaso que lo resguarda ante la posibilidad de que aparezcan deudas imprevistas (ver aparte).

Durante los últimos seis meses, la relación entre Gamsur y la gestión de Juan Jure fue tormentosa, precisamente, porque no llegaban a un acuerdo sobre los mayores costos y, como consecuencia, tampoco sobre el nuevo canon por la prestación del servicio.

Mana explicó cómo se llegó al acuerdo: “Nuestro objetivo era poder tener más del 50 por ciento de las accions para quedarnos con el control de la empresa. Fuimos conversando y llegamos a un acuerdo: ahora seguirán en la empresa sólo dos socios que tienen el 3 por ciento de las acciones. Con lo cual, Gamsur seguirá siendo mixta y se facilitará en cuanto a seguir con el fun­cionamiento normal”.

El funcionario detalló que, para acordar el precio de la mixta, tuvieron que retrotraerse a la situación patrimonial de la empresa en 2007. “Los acontecimientos iban variando.

Por eso, ante la falta de acuerdo por los mayores costos de 2008 y del canon de 2009, tuvimos que imaginar una manera dife­rente para tasar las acciones. La Municipalidad ofreció comprar el 90 por ciento del patrimonio neto de la empresa. Como el ba­lance 2008 debe incorporar los mayores costos que no hemos podido acordar, entonces, decidimos mirar el balance 2007 que sí está definido y terminado. Entonces, terminamos haciendo un acuerdo económico mirando el patrimonio neto de la empresa al año 2007”, dijo Mana.

El precio establecido a esa fecha son 4,6 millones de pesos. El pago de la Municipalidad se cancelará en 24 cuotas, con che­ques, y el primer año no se computarán intereses. Durante el segundo año, sólo se ajustará el valor nominal de los cheques en la medida que el gobierno de Jure eleve los impuestos.

El secretario de Economía aseguró que el acuerdo es sumamente beneficioso para el Estado. “Hagamos un cálculo. El patri­monio neto a 2007 de la empresa era de 5,4 millones de pesos. El 90 por ciento es lo que estamos pagando nosotros: 4,6 mi­llones.

Si tomamos los números de 2007, el patrimonio neto es de 2,7 millones de pesos pero hay que sumarle los mayores costos. Aún si incluyéramos el discutible cálculo del Tribunal de Cuentas, que estableció 5,4 millones de pesos, llegaríamos a 6,5 mi­llones de pesos. Es decir, estaríamos pagando 2 millones de pesos más si hubiéramos tomado como referencia el 2008”, indi­có Mana.

Hay un aspecto que la oposición cuestionó públicamente: las deudas de las que deberá hacerse cargo el Municipio con el tras­paso. El justicialismo reclamó públicamente dos cuestiones: primero que no se produzca la compra de las acciones hasta tan­to se aclare la polémica por mayores costos y, después, que hubiera una tasación provincial para definir cuál es el pasivo real de la empresa.

Según Mana, la deuda que ha acumulado Gamsur es de unos 4 millones de pesos.

Pero, además, hay dudas sobre qué pasará con los mayores costos. El fiscal municipal, Hernán Di Santo, lo explicó: “La rede­terminación de costos deberá hacerse para luego cerrar los balances. Eso debe hacerse. El Tribunal de Cuentas tendrá que establecer cuáles son los criterios para aceptar o rechazar el expediente y el cálculo que hizo Economía. Debe detallar sus obje­ciones y llegar a un monto final”, dijo Di Santo.

Ese sería el cierre de una larga y desgastante historia.

Una cláusula de precaución

El gobierno no quiere sorpresas con la deuda de Gamsur. Por eso, en el acta acuerdo que hoy firmará con los empresarios in­cluirá una cláusula para resguardarse: cualquier pasivo que aparezca después de la firma, será descontado de la cifra que de­be pagar el Estado.

“No sólo hicimos el cálculo con los números de 2007 sino que, además, para resguardar al Estado y tomando en considera­ción el balance 2008 y la última acta del directorio, consideramos ese pasivo para poder hacer una valuación definitiva. De ese modo, si apareciera un pasivo que no está explicitado en el balance de 2008 o de los meses de 2009 lo podemos descontar del dinero que va a pagar el Estado”, declaró Guillermo Mana, secretario de Economía.

El acuerdo se firmará hoy en el Palacio Municipal.

Comentá la nota