Se quebró la caída de la economía provincial

Aunque técnicamente se sigue en recesión, los resultados de octubre de 2009 muestran un crecimiento del 0,5 % y arrojan optimismo para el resultado del último trimestre del año.
El Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe dio a conocer el Índice Compuesto de Actividad de la provincia de Santa Fe (Icasfe), indicador de periodicidad mensual que se utiliza para conocer la evolución global de la economía provincial.

De acuerdo con los resultados obtenidos en las últimas mediciones correspondientes a octubre, el Icasfe se ubicó en 137,8, presentando una variación de 0,5 % con respecto del mes de septiembre pasado.

Este aumento representa la primera tasa positiva desde agosto de 2008, momento en que se agudizó la recesión santafesina que comenzó en diciembre de 2007. El informe señala que pueden diferenciarse dos momentos dentro de los 22 meses que lleva la recesión técnica: uno, desde diciembre 07 a agosto de 2008, en el que el comportamiento de las series en particular mostraba que se estaba en las primeras fases de recesión, una recesión moderada, con tasas de crecimiento positivas en empleo y remuneraciones, y aumento en los niveles de consumo real (ventas en supermercados y patentamiento de vehículos nuevos). Un segundo momento va desde septiembre de 2008 en adelante, en el que en los restantes 13 meses se observaron caídas mensuales, pronunciadas y continuas en el nivel de actividad económica global de la provincia

Señales de recuperación

En octubre de 2009, nueve de los catorce indicadores representativos de la actividad económica provincial muestran crecimiento. La mayor recuperación se observa en el sector de la construcción con una tasa mensual del 3,8 % en el consumo de cemento. "Como en los primeros nueve meses del año había acumulado una caída del -19,3%, el saldo de crecimiento continúa siendo negativo. Esta ubicación es similar para el conjunto de indicadores que muestran crecimiento en octubre de 2009", dice el informe.

Para el caso de la demanda laboral, la tasa acumulada de crecimiento en los primeros diez meses del año es de -25 %, mientras que entre septiembre y octubre acumula un incremento del 4,1 %.

La molienda de oleaginosa (1,9 %), la producción láctea (0,8 %) y la faena de ganado (0,5 %) presentan también tasas de crecimiento mensuales positivas. El caso de la faena en particular representa un incremento en la actividad industrial, aunque esto no refleje un buen momento para el sector en su conjunto, y para su sostenibilidad.

Luego de varios meses de caída en el consumo energético industrial, en octubre de 2009 se observa un incremento conjunto del consumo eléctrico (0,5 %) y de gas (0,01 %) en el sector manufacturero provincial. Estos niveles no compensan la caída acumulada en los primeros nueve meses del año, pero adquieren importancia dado que sólo se había observado un comportamiento similar en julio de 2008 y marzo de 2009. En relación con las perspectivas que muestra el sector hacía los períodos venideros, se espera que estas condiciones continúen.

La recaudación real de impuestos provinciales presenta un incremento mensual del 0,2 % para octubre de 2009 que, sumado al desempeño de los primeros 9 meses del año, arroja una tasa acumulada del 6 %. Por el lado del consumo, las ventas reales en supermercados mostraron un incremento del 0,7 % que compensa en parte la disminución observada durante el primer y tercer trimestre del año. Sin embargo, el saldo para los primeros diez meses del año es negativo (-1,3 %)

Entre los indicadores con tasa de crecimiento mensuales negativos se encuentran el número de puestos de trabajo declarados y las remuneraciones reales. Los datos mensuales de estas series están estimados a septiembre de 2009 y, en concordancia con esa información, los puestos de trabajo declarados del sector privado pasaron de 470.137 a 462.239 entre el primer y tercer trimestre de 2009. Esta situación resulta consistente con las características rezagadas del empleo que es una de las últimas variables en recuperarse ante una nueva fase expansiva.

Por su parte, el consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte presenta una disminución del -0,3 % en octubre de 2009, mientras que el saldo para los primeros diez meses del año es del -10,6 %.

En el segmento de consumo de hidrocarburos de bienes durables, el patentamiento de vehículos nuevos continúa mostrando tasas negativas y acumula -10 % para los primeros diez meses del año, aunque las perspectivas del sector automotriz para 2010 son optimistas.

La producción de maquinaria agrícola creció un 10,5 % entre junio y agosto de 2009, pero en octubre la tasa mensual se ubicó en -1,3 %, acumulando un -55,7 % para los diez primeros meses del año, constituyendo uno de los sectores más perjudicados durante la presente recesión, aunque sus perspectivas también son optimistas.

Perspectivas

Aunque la variación interanual del Icasfe continúa siendo negativa (-3,8%) y técnicamente la actividad económica provincial continúa en recesión, se observa por segundo mes consecutivo un acercamiento a las bandas que representan el umbral de crecimiento de largo plazo.

En junio de 2009, cuando los indicadores líderes de la economía internacional comenzaron a mostrar "luces verdes", la situación fue captada en el contexto provincial por el Icasfe, mediante indicadores aislados. "En ese momento -dice el informe del Centro de Estudios de la Bolsa- advertimos que la situación era explicada por la gran participación de nuestra economía en el comercio exterior del país y que algunas condiciones internas como la cuestión fiscal, podrían presentar alertas para lograr las sostenibilidad de la recuperación".

A octubre -prosigue el estudio- se advierte la primer señal firme de recuperación global de la actividad económica provincial, fundada en el comportamiento cíclico de la mayoría de los indicadores coincidentes más representativos, sumados a las señales adelantadas que ya venían mostrando los indicadores que lideran el comportamiento de la misma (a la fecha se han identificados 13 indicadores cuyas características los definen como anticipados a la actividad económica provincial). Las alertas en materia social y fiscal siguen presentes; especialmente en un contexto de espiral inflacionario y desacuerdos políticos.

Comentá la nota