¿Quebró el balneario top de playas del Sur?

Técnicamente se lo define en derecho comercial, como un proceso de quiebra. Su actividad habría cesado con el último día de febrero. Está fuera de la órbita municipal y provincial.
Famoso por su parador, apuntó a la excelencia en sus servicios, pero no pudo escapar a una tortuosa temporada alta, que empieza a dejar sus huellas.

En ámbitos generalmente bien informados, se comentaba la situación que no dejaba de asombrar, ya que los días de playa resultaron lo mejor de enero/febrero, registrándose record históricos, con un clima propio del trópico. Se calcula que en esos dos meses, cae agua de lluvia el 30 % de los días. Las pocas jornadas lluviosas se produjeron además en horas nocturnas.

Referente excluyente a la hora de elegir un balneario, en esa zona de la costa, se convirtió en el preferido de los jóvenes por sus movidas nocturnas, elegido además por lo más destacado del ambiente empresario, artístico y deportivo. Mientras otros balnearios, todavía esperan recuperarse, en lo que resta de marzo y esperar un buen fin de semana climático en Semana Santa, optaron por el no va más, y ya cerró sus puertas.

Esta sería la punta del iceberg, de un proceso que se inauguró con la sospechosa adjudicación del Hotel Provincial, y sirvió como trampolín de anuncios políticos del gobernador Daniel Scioli, bajo el slogan “Buenos Aires, la provincia”, utilizando como estandarte propagandístico la reapertura del G.H.P.

Comentá la nota