Las pymes zarateñas se abroquelan ante la crisis.

El presidente de CAPYME Zona Norte, Enrique Farina, adelantó que se llevan a cabo frecuentes reuniones con el objetivo de desarrollar importantes proyectos. El dirigente también se refirió a la oferta crediticia que lanzó el Gobierno Nacional y al riesgo que tienen los empresarios al endeudarse "sin saber qué pasará en el futuro".
Representantes de las pymes zarateñas vienen manteniendo encuentros frecuentes con la finalidad de aunar criterios frente a la preocupante situación actual en materia económica y financiera.

El presidente de Capyme Zona Norte, Enrique Farina, señaló a EL DEBATE que "frente a la crisis, las pequeñas y medianas empresas, tenemos varias formas de optimizar recursos, pero la más conveniente está basada en promover la unión del sector, mancomunar esfuerzos y realizar acciones corporativas".

El dirigente señaló además, que "por ese motivo estamos trabajando en varios proyectos importantes, que generarán beneficios en conjunto y que apuntan a un mejoramiento del sector, que congrega en Zárate-Campana a más de 500 empresas, generando trabajo para más de 10.000 personas".

Puntualizó que "estamos trabajando con el municipio y las presentaciones que realizamos han tenido buena acogida en el ámbito comunal, por lo que consideramos que durante esta semana estaremos dando a conocer algunas novedades al respecto".

Créditos desde el Gobierno

Hace unos días el Gobierno Nacional lanzó una línea de créditos por un valor total de 600 mi-llones de pesos para pequeñas y medianas empresas (pymes) con una tasa del 12,5 anual, que tienen como destino préstamos para capital de trabajo con un tope de 300.000 pesos por empresa.

Así se anunció en la Casa de Gobierno durante un acto, encabezado por la Presidente Cristina Fernández, y en el que la ministra de Producción, Débora Giorgi informó de la adjudicación del primer tramo de 200 millones.

Los bancos adjudicatarios son el Nación, el Provincia de Buenos Aires y el Credicoop que colocarán créditos a una tasa fija anual del 12,5 por ciento.

Mientras tanto, el Estado se hará cargo de hasta cuatro puntos porcentuales de la tasa de interés.

Sobre este tema, Farina, sostuvo que "ese tipo de anuncios se hacen, pero las implementaciones son un poco largas y muchas veces los empresarios necesitan respuestas más urgentes, frente a la necesidad".

Añadió que "de todos modos estamos en contacto con los bancos locales y estamos esperando la oficialización. Aunque reitero, son procesos que no acontecen de un día para el otro".

Sin embargo, el dirigente dijo "a título personal, frente a las ofertas de créditos soy bastante cauto".

Farina opinó que "la situación es muy difícil, ya que todo está encadenado, debido a que las empresas grandes tienen poco trabajo, las pymes estamos en el medio y por debajo la gente no está consumiendo".

Siguiendo con la reflexión, destacó que "hay que tener en cuenta el crédito que se toma y la época en que se lo hace, ya que muchas veces podemos acceder a préstamos blandos que resultan muy tentadores para el desarrollo de nuestra pyme, sin embargo al mismo tiempo estamos tomando un compromiso a futuro, que no sabemos muy bien cómo podremos resolverlo".

Farina puntualizó, que "si a mi me dicen que el futuro está asegurado en cuanto a que podré pagar ese compromiso crediticio, soy el primero en tomar el préstamo, pero actualmente no sabemos cuál es el futuro", y concluyó afirmando que "por ese motivo debemos ser muy cautelosos, ya que si bien queremos que nuestra empresa disponga de mejoras, la apuesta puede ser demasiado riesgosa".

Comentá la nota