PyMEs, preocupadas por la crisis.

Preocupados por los cimbronazos de la crisis económica internacional, los empresarios de la zona que prestan servicios a las operadoras de áreas hidrocarburíferas convocaron a los municipios para alertarlos sobre la posibilidad de que se produzcan 600 despidos en poco tiempo.

Se trata de Pequeños y Medianos Empresarios que prestan sus servicios a operadores de áreas hidrocarburíferas en Plaza Huincul.

Plaza Huincul > Preocupados por los cimbronazos de la crisis económica internacional, los empresarios de la zona que prestan servicios a las operadoras de áreas hidrocarburíferas convocaron a los municipios para alertarlos sobre la posibilidad de que se produzcan 600 despidos en poco tiempo.

Después del acuerdo entre las productoras de petróleo, el gobierno nacional y el sindicato de Petróleo y Gas Privado para impedir despidos, las empresas Pyme denuncian que se cambiaron las reglas de juego de manera inconsulta.

“Los más perjudicados somos nosotros, debido a que como socios de las empresas locales tenemos que velar por anticiparnos al problema porque ya lo vivimos. Posterior a ésto es una crisis del pueblo, que depende del petróleo. Nuestra responsabilidad es ver el problema de manera anticipada”, expresó el socio de Petrogas, Héctor Cancio.

Ayer se realizó un encuentro organizado por la CEIPA, la cámara que agrupa a las empresas de la industria petrolera. Ricardo Celli, uno de los integrantes de la comisión normalizadorta de la Cámara, se quejó porque las empresas productoras “acuerdan a nivel nacional y nosotros no estábamos sentados en esa mesa en Buenos aires. El traslado de esas medidas no se hace en tiempo y forma; al mismo tiempo, al disminuir la producción y el trabajo tenemos mano de obra ociosa y no estamos facturando lo mismo para poder sostenerla. Esperamos que las operadoras puedan sentarse con nosotros para transmitirnos cuál es el alcance de estas nuevas reglas de juego”.

Encuentro

Los empresarios esperaban reunirse hoy con el secretario de Estado de Recursos Naturales, Guillermo Coco, para plantearle su preocupación. Aún así, las PyMEs mantienen un contacto de forma permanente con la Secretaría de Energía de la provincia, que designó un interlocutor para mantener un canal abierto a las inquietudes empresarias.

Un relevamiento realizado por CEIPA determinó que unas dos mil personas se encuentran empleados por las empresas de servicio. De ellas, unas 600 se encuentran en peligro de potencial despido, denunciaron los empresarios.

“Hacemos el sacrificio de sostener estas fuentes de trabajo pero no será por mucho tiempo. Ahora estamos operando en pérdida”, coincidieron los empresarios durante la reunión.

Comentá la nota