Las pymes consiguieron prestamista

Las pymes consiguieron prestamista
Hace un año y medio la entidad pública lanzó un ambicioso programa de financiamiento a las empresas pequeñas y medianas. Este mes alcanzó los 3200 millones de pesos en colocaciones. El agro, pese a las críticas, es el que más se lleva.
De la escasez crediticia que caracteriza al sistema financiero local, el Banco Nación emerge como uno de los pocos que motoriza la inversión para las empresas privadas. La entidad colocó en el último año y medio 3200 millones de pesos en créditos a 20 mil pymes para inversión y prevé llegar a los 5000 millones en préstamos antes de abril de 2010, pronosticó ayer la presidenta del Nación, Mercedes Marcó del Pont. De ese total, el 48 por ciento –1536 millones de pesos– tuvo como destino a pequeños productores del sector agropecuario. Además, la deuda en mora de los productores rurales será asumida por las provincias a través de un fideicomiso, que contempla quitas de entre 60 y 70 por ciento de los créditos concedidos, por unos 600 millones de pesos.

La funcionaria, por otra parte, respondió a las críticas que se le hacen al Gobierno por no haber creado un fondo anticrisis con el superávit fiscal de años pasados: reveló que ese fondo en los hechos existe y se compone de depósitos del Estado en el Nación por 32.000 millones de pesos, de los cuales 8300 millones están disponibles para la inversión pública y el pago de deuda.

Marcó del Pont ofreció una conferencia de prensa para anunciar que el Nación había llegado a la pyme 20.000 con su línea de crédito para ese rango de empresas, lanzada hace un año y medio con bombos y platillos y con resultados exitosos a la vista. "Ofrecemos un producto único en el mercado. Esto demuestra que si hay crédito a tasas y condiciones razonables, la demanda responde", destacó. Con un ritmo de 50 millones de pesos en crédito pyme por semana, el Nación se consolidó como líder en el financiamiento productivo del país, ya que desde el último año representa el 75 por ciento del aumento de la cartera en todo el sistema financiero. Se trata de la Línea de Financiamiento de Inversiones de Actividades Productivas para las Pymes. Son créditos a cinco años con una tasa fija del 14 por ciento anual.

El 48 por ciento de los préstamos se orientó a pymes del sector agropecuario, mientras que el 22 por ciento se destinó a la industria manufacturera. No obstante, durante el último año hubo un avance de la participación de las industriales. "Para nosotros es un termómetro de la actividad", sostuvo la funcionaria, acompañada por el director de la entidad, Matías Kulfas, especializado en el sector. En el caso del sector rural, a esta línea se le adicionan convenios con la Secretaría de Agricultura para subsidiar la producción porcina, avícola, de tambos, ganadería vacuna y maquinaria agrícola. Los productores de estos sectores reciben un subsidio de seis puntos sobre la tasa. Son beneficios que la Mesa de Enlace hace como si no existieran cuando plantea sus reclamos al Gobierno.

Marcó del Pont, en tanto, reconoció cierta desaceleración en los créditos personales. El año pasado esos préstamos se incrementaron en 60 por ciento y para este año se espera un aumento de apenas el 24. Sin embargo, el financiamiento productivo viene creciendo, en tanto la cartera por mora se redujo sensiblemente. Mientras el total de créditos del Nación durante 2008 sumó 15.000 millones de pesos, en lo que va de este año ya alcanzan a 12.000 millones de pesos. En los primeros siete meses de este año el Nación registró un crecimiento de su cartera de préstamos al sector privado no financiero del orden del 75 por ciento, mientras el resto del sistema verificó una mejora del 24 por ciento.

"El banco está lo suficientemente líquido y solvente para financiar a las empresas", agregó Marcó del Pont, en respuesta a quienes sostienen que la entidad viene aumentando sus colocaciones al sector público. La funcionaria enfatizó que esa suba en los préstamos al Estado no está quitando recursos para asistir al sector privado. "Los créditos al Estado están calzados con depósitos que el propio Estado tiene en el banco por 32.000 millones de pesos. Eso es un verdadero fondo anticíclico", opinó.

Comentá la nota