La UCR le puso freno a Julio Cobos

En Mendoza y a nivel nacional, los candidatos del vice para liderar la UCR perdieron apoyo.
En unos meses pueden cambiar muchas cosas, basta mirar al vicepresidente Julio Cobos, que, gracias al empujón del "no positivo" y a su constante oposición al kirchnerismo, se ganó un lugar entre los precandidatos presidenciables al 2011, a lo que también ayudó el resultado electoral del 28 de junio.

Sin embargo, a menos de cuatro meses de los comicios, la estrategia de Cobos encontró varios reveses, dados, por un lado, por el propio oficialismo y, por otro, por el radicalismo, justamente el bastión que el vicepresidente considera necesario para hacer frente al justicialismo.

semana fatal. Los últimos días fueron de los peores que tuvo Cobos desde que llegó a la vicepresidencia y comenzó a armar su estrategia para acceder al sillón de Rivadavia en el 2011.

En cuatro días vio cómo aquella sesión del "no positivo" no tuvo su repetición con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, mientras que los días anteriores y posteriores a la sesión del Senado sus apuestas para el comité provincial y nacional del radicalismo fueron complicándose de una manera que podría obstaculizar sus planes inmediatos.

El último revés fue en el lanzamiento de la línea interna Encuentro Nacional de Afirmación Radical, que tuvo lugar en Rosario. Allí, Ernesto Sanz se bajó de una posible precandidatura y le dio todo su apoyo al ortodoxo Gerardo Morales.

Esa se constituyó en una de las señales de que el radicalismo está en pie de guerra para impedir que el desembarco cobista termine por volcar todo el aparato partidario a favor del vicepresidente, sin condicionamiento alguno.

De hecho, el ex gobernador Roberto Iglesias, que asistió a la reunión, explicó que el encuentro tuvo tres objetivos principales.

El primero de ellos fue establecer pautas en vistas al 2011; los otros dos afectan a Cobos directamente, ya que también la idea era respaldar la continuidad de Morales al frente del Comité Nacional y tomar medidas para que ningún candidato impusiera ejes "que nada tienen que ver con el radicalismo".

Incluso, Iglesias explicó que, dentro del partido, "hay una sensación de que Cobos no tiene una base de pensamiento que permita saber cuáles serán sus próximos pasos".

Asimismo, el ex gobernador explicó que la idea es no dirimir el presidente del comité nacional del radicalismo mediante una elección el 22 de noviembre, sino que Morales renueve su cargo a través del consenso.

De esa manera, Cobos no lograría colocar ni a Raúl Baglini ni a Ernesto Sanz, quien se bajó solo, a pesar de que contaba con el aval de varios sectores, y respaldó a Morales.

pulgar abajo para biffi. En Mendoza también ocurre una situación similar, ya que el candidato del vicepresidente para el comité local, César Biffi, perdió mucho apoyo, luego de una cumbre hecha en la casa del interventor radical, Carlos Le Donne.

Allí se reunieron los intendentes de Godoy Cruz y Capital, Alfredo Cornejo y Víctor Fayad; el ex gobernador Roberto Iglesias y algunos legisladores, entre ellos, Leopoldo Cairone. Todos expresaron su disgusto hacia Biffi y Eduardo Giner, porque consideraron que el lanzamiento de la candidatura del primero fue apresurada.

Incluso, coincidieron en que no correspondería que Cobos coloque un candidato suyo en el comité provincial, cuando se promueve la renovación del mandato de Morales.

De hecho, uno de los asistentes a la reunión admitió que existe el temor de que Cobos busque disponer del partido a su antojo si logra imponer un candidato y, por eso, el rechazo hacia Biffi en la provincia y el apoyo a Morales a nivel nacional.

Comentá la nota