El PJ puso bajo la lupa la política de seguridad pública

El justicialismo santafesino criticó la falta de respuestas estatales al problema de la inseguridad en toda la provincia. En los últimos días, por ejemplo, los senadores peronistas presentaron un proyecto donde solicitan "la emergencia en materia de seguridad pública" y un diputado del mismo partido pidió que el ministro del área, Daniel Cuenca, dé un paso al costado.
En primer lugar, autoría del representante del departamento Belgrano, Alberto Crosetti, la oposición pretende que se declare la emergencia en seguridad "por el término de un año, con el fin fundamental de la protección integral de la vida y los bienes de las personas", indica Uno.

Entre otras cosas, el senador santafesino dijo que tener el mencionado respaldo legislativo permitirá "el desarrollo y la implementación de programas de asistencia individual, familiar y social tendientes a atacar las causas de la delincuencia y la violencia en todas sus modalidades, haciendo especial hincapié en los sectores más vulnerables de la comunidad".

El ámbito en el cual se deberán trabajar todos los aspectos tendientes a mejorar la seguridad pública es el de las Juntas Consultivas de Seguridad, que se propone crear, con amplia participación ciudadana y de las organizaciones de la sociedad civil de cada localidad.

Políticas de integración

Al respecto, Crosetti indicó que en la provincia de Mendoza se aprobó una iniciativa de similares características, que ayudó a los vecinos a vehiculizar algunas propuestas concretas para bajar los índices delictivos. Por ejemplo, implementar programas de recuperación de quienes delinquen, con enseñanza de profesión u oficio para que se inserten nuevamente en la sociedad.

Según el senador reutemanista, es necesario "reconocer económicamente con mayor sueldo a los agentes que presten servicios en la vía pública; construir dos nuevas cárceles para el efectivo traslado de presos de comisarías; implementación de buzones comunitarios donde los ciudadanos puedan depositar sus denuncias; y construir cuatro centros de rehabilitación para niños, adolescentes y adultos con problemas de adicciones o penales".

Otra posibilidad planteada por la oposición, para trabajar desde el punto de vista normativo, es la creación e implementación en los juzgados comunales y oficinas del Registro Civil de centros de recepción de denuncias de todo tipo que, una vez evaluadas, serán elevadas a la autoridad que corresponda, manteniéndose la vigencia de presentación de denuncias en sede policial y fiscalías.

Además, consideró necesario "crear gabinetes psicopedagógicos para las escuelas públicas con obligación de asistir por lo menos dos veces por semana; incorporar a la sociedad civil para implementar y colaborar en la solución del problema; implementar una metodología que permita que los responsables de comisaría surjan del consenso y participación de vecinos con asiento en el perímetro de la dependencia a ocupar para que exista una verdadera comunión entre ellos".

Otro pedido de la declaración de emergencia es "implementar Juntas Locales Consultivas para la Seguridad en cada aglomerado de ciudadanos donde exista una dependencia de seguridad. Dicha iniciativa en mayor extensión obtuvo media sanción del Senado y se encuentra aún sin tratamiento en Diputados".

Crece día a día

A partir de la solicitud que hicieron los senadores justicialistas, el diputado provincial del mismo partido, Alberto Monti, manifestó: "Celebro la iniciativa del bloque proponiendo la emergencia en seguridad pública para todo el territorio provincial, ampliando una iniciativa de mi autoría que pedía esa condición para el departamento Rosario y que se encuentra estancada en comisiones de la Cámara de Diputados porque los legisladores del Frente Progresista se niegan a tratarla, quizás porque no se dan cuenta del drama que toda la sociedad está viviendo y porque el gobierno de Hermes Binner no adoptó las políticas necesarias para que la inseguridad deje de ser la principal preocupación de los ciudadanos".

"Todos los días, con sólo leer el diario, vemos que crecen los homicidios, los asaltos violentos, los arrebatos, la intimidación, la explotación de menores y la prostitución infantil y me parece que llegó el momento de que el ministro de Seguridad, Daniel Cuenca, dé un paso al costado para permitir la llegada de personas que entiendan más la realidad de una provincia tan compleja y con tantas variantes sociales", expresó el legislador de Santa Fe Federal.

Entre las críticas, Monti dijo que "la cadena de mandos de la Policía de Santa Fe está cortada y el malestar entre los efectivos crece día a día y para colmo de males el gobierno no contesta los pedidos de informes donde la Legislatura pregunta por la extraña licitación de compra de uniformes".

Comentá la nota