FC y PJ se pusieron de acuerdo para investigar a Juez

En una sesión donde abundaron la chicanas entre peronistas y juecistas, el Concejo Deliberante aprobó un pedido de informe a la Municipalidad sobre la conducta tributaria de Juez y su esposa. Unión por Córdoba había ingresado la iniciativa el martes y el oficialismo se sintió agraviado e hizo lo propio un día después. La coyuntura política los obligó ayer a acordar un documento único.
Tres horas duró ayer la encendida sesión del Concejo Deliberante que resolvió aprobar un pedido de informe para investigar las deudas de Luis Juez y su esposa María Victoria Cortez en la Municipalidad.

Los concejales del Frente Cívico y del PJ se pusieron de acuerdo para redactar, no sin antes mutilarse verbalmente, un documento de dos artículos por el cual se le solicita al Estado municipal una investigación exhaustiva sobre conducta tributaria del matrimonio Juez.

Cabe recordar que el pasado martes, el peronismo había ingresado un proyecto al respecto por la polémica declaración patrimonial del abogado penalista, y el miércoles el bloque oficialista hizo lo propio, extendiendo la pesquisa a Cortez.

Así fue que durante casi 60 minutos, los juecistas alabaron la honestidad de su líder político y denunciaron corrupción en la gestión delasotista, al tiempo que los justicialistas atinaron a centrarse en las lagunas de memoria sufridas por Juez a la hora de declarar su pileta cuando era jefe comunal. Mientras tanto, radicales y olguistas disfrutaban en silencio los excesos de sus compañeros de recinto sonriendo sigilosamente por cada cruzada.

El concejal Fernando Machado (FC) fue el que inició la aspereza, haciendo un racconto de ¨los corruptos¨ de Unión por Córdoba, que incluyó a Schiaretti, De la Sota y Carbonetti.

En el mismo sentido, la edil Susana Frosi profirió en varias ocasiones encendidos discursos, donde salió a defender la ¨transparencia¨ del mediático dirigente y a denunciar corrupción al oficialismo provincial.

El joven presidente del bloque del PJ, Juan Manuel Rufeil, interrumpió unas cinco veces la arremetida de los emisarios juecistas con un argumentos pragmático: ¨El que se olvidó de declarar la pileta fue Juez¨.

Ya calmadas las ansias chicaneras, y como no quedaba políticamente otra opción más que el consenso, se compuso a las apuradas el proyecto para que fuera votado en lo inmediato.

El texto incluyó los instintos peronistas de examinar las deudas de la pileta de Juez, más las pulsiones frentistas de salvaguadar la honestidad de todo aporte fiscal del ex intendente y su esposa. Salió aprobado por unanimidad.

Lazarillos reglamentados

Tras la polémica por la negativa de un chofer del servicio público de pasajeros a transportar a una persona no vidente que estaba junto a su perro lazarillo, el concejal Lucas Rodríguez consiguió el consenso para un regaño a las empresas de colectivo.

Pudo sacar una orden para recordarles a los miembros de Fetap la vigencia de una norma que obliga a las compañías de transporte a llevar a personas con discapacidad visual y a sus ayudantes.

En el mismo orden de cosas, por una idea de Graciela Villata los hipoacústicos que deseen, podrán de ahora en más pedir traducción al lenguaje de señas de las sesiones y las audiencias públicas municipales.

Vago convenio marco

El Concejo también ratificó un convenio marco firmado entre la presidenta Cristina Fernández y el intendente Giacomino, por el cual Nación ejecutaría obras de de-sagües para los barrios Cerro Chico, Mariano Fragueiro y Aragón, y las avenidas 11 de Setiembre y Valparaíso.

Como resaltó en sesión la concejala Alejandra del Boca, lo aprobado es nada más que una declaración de intenciones y no un convenio particular con plazos de ejecución y presupuesto.

Si bien nadie se opuso, la representante juecista de Córdoba en Acción solicitó que estas obras se hagan efectivas y que no terminen siendo simplemente una cuestión electoralista de anuncios por parte de la Presidenta.

Comentá la nota