Con la purga en su gabinete, Raúl Castro avanza en el cambio de rumbo

Con la purga en su gabinete, Raúl Castro avanza en el cambio de rumbo
El dictador se despidió de una docena de funcionarios fieles a su hermano y colocó a tecnócratas desconocidos con el fin de ajustar las finanzas
Raúl Castro profundizó la línea dura en cuanto a la economía en el gobierno cubano en la purga iniciada el lunes pasado en la que desplazó a doce ministros fieles a la línea de sui hermano Fidel.

Según informes de inteligencia norteamericanos y un análisis difundida por el diario Nuevo Herald de Miami, Castro puso en puestos económicos claves a un grupo de desconocidos con un historial de atacar el despilfarro, al parecer para contrarrestar una época durísima para las finanzas de la isla gobernada por el comunismo desde hace casi medio siglo.

Entre las teorías para explicar la sorpresiva reforma, se encuentran la intención de Raúl Castro de apartar a los líderes que acompañaban a su hermano que pudieran obstaculizar reformas. Sin embargo, también se sostiene que simplemente se intentó restructurar un gobierno y atacar los problemas económicos intensificando el control sobre el sistema burocrático.

Finalmente, otros sostienen que los cambios apuntan a afirmar una línea conservadora que tendría al propio Raúl como el más “fidelista”.

Cuba sufrió el paso de varios huracanes el año pasado, que ayudaron a la desastrosa situación de la economía isleña, con la baja del precio del níquel –la principal exportación cubana- en un 41 % y la suba en un 50 % del precio de las exportaciones, que a su representan el 80% de lo que consume la isla.

En un desesperado intento por apuntalar la economía, Raúl Castro, redujo viajes al exterior y privilegios de funcionarios, mientras que visitó variospaíses con el fin de diversificar las fuentes de financiación, de manera que el país no dependa tanto de Venezuela.

Comentá la nota