Los 10 puntos clave de la agenda económica que arranca hoy

Pasada la elección, los economistas esperan un recorte del gasto y un dólar en ascenso.
La falta de financiamiento, la fuga de capitales y la situación social son algunos de los problemas a los que el Gobierno debería abocarse una vez superado lo que la presidenta Cristina Kirchner definió en marzo como "el escollo electoral". Para las consultoras y economistas consultados por Clarín, estos son los diez temas candentes de la economía tras las elecciones:

Fuga de capitales: "El ritmo de salida de US$ 1.500 millones al mes no es sostenible sin perder reservas", dicen en Portfolio Personal. Indican que "la manera más sana de solucionarlo sería con un shock de confianza que vemos poco probable". En cambio, creen que el Gobierno "profundizaría el control cambiario".

Inversión: El indicador cayó 14,1% en el primer trimestre. Para Economía & Regiones, "el contexto de incertidumbre, con expectativas de devaluación, reduce el horizonte de predictibilidad y desalienta la inversión". Para Miguel Arrigoni, de Deloitte, falta crédito a largo plazo.

Cuentas públicas: "Habrá una moderación en la expansión del gasto, que en tiempos preelectorales llegó a crecer 35%. Esto vale no solo para la Nación, sino también para las provincias y para la Ciudad de Buenos Aires", dice el economista Miguel Bein.

Superávit fiscal: "En julio podría seguir el deterioro de las cuentas públicas, pero más adelante la combinación de una tenue mejora en los ingresos y moderación del gasto podría mantener el superávit primario en torno al 1,7% del PBI", indican en Castiglioni, Tiscornia y Asociados.

Inflación: Para Ecolatina, la inflación se desacelera, aunque se ubica en torno del 17% a pesar de una demanda reprimida. "El problema no está resuelto y deteriora el frente fiscal. Las presiones inflacionarias seguirán por la suba de los commodities, tarifas y el ajuste del tipo de cambio".

Dólar: la consultora Prefinex ve probable una depreciación que "mejoraría la rentabilidad empresaria y las perspectivas fiscales, evitando una mayor contracción de la actividad. Implicaría mayores ingresos vía derechos de exportación y licuación de la deuda soberana en pesos". Pero habría presión sobre salarios. Los analistas estiman un dólar en torno a $ 4,20 a fin de año.

Financiamiento: "El Gobierno tiene que empezar a buscar soluciones para la Nación y las provincias, sobre todo mirando a 2010. Puede ser recurriendo a organismos internacionales o bien avanzando con acuerdos monetarios con otros países al estilo del swap que ya existe con China y el que está por firmarse con Brasil", cree Dante Sica.

Comercio Exterior: Finsoport estima que, este año, el superávit comercial llegaría a los US$ 13.000 millones, "dado que la contracción de las importaciones resultaría superior a la de las exportaciones". Pero apuntan que "ese saldo comercial podría resultar exiguo frente a la demanda de divisas en concepto del pago de deudas, del giro de dividendos y, fundamentalmente, de la fuga de capitales".

Desempleo y pobreza: según un trabajo de la UCA, el desempleo ya alcanza el 11,8%. Para SEL Consultores, la desocupación llega a 10,5% en el área metropolitana y al 16% entre los pobres. Lejos del 8,4% que reconoce el Gobierno.

INDEC: Los economistas coinciden en la necesidad de resolver este tema. "La negación oficial aleja las soluciones", sostienen en Ecolatina.

Comentá la nota