A punto de finalizar Salcedo: Las obras en la Ruta 6 "están en un 80%"

Ya se puede apreciar la finalización de la pavimentación de la Ruta Provincial Nº 6, que está encarando el municipio con fondos de la comuna, con la intención de mejorar una de las principales vías de comunicación entre Zárate y Campana.
Sólo falta la delimitación de los límites, los "guard-raid" en el divisor central y las bandas ópticas sonoras para disminuir la velocidad. Se especula con la posibilidad de que las obras finalicen este fin de semana.

Con un plazo de obras estipulado en treinta días, el municipio comenzó a realizar a principios del mes de enero, la pavimentación y el mejorado de uno de los sectores más peligrosos de la Ruta Provincial 6.

Quienes transitan por el lugar habitualmente ya pueden observar el avance que ha tenido la obra en los últimos días, con la terminación de la pavimentación.

Lo que hace prever que muy pronto ya quede habilitado este tramo que tantos accidentes ha ocasionado desde hace tiempo.

El subsecretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Zárate, Walter Salcedo, se refirió al tema e indicó que "lo que se hizo es toda la carpeta. Lo que pasa es que en ese lugar ya está construida la obra en lo que se refiere a pavimento, pero nos faltan dos partes esenciales que son las más importantes en este caso, por la velocidad que tienen los vehículos que vienen de Campana a Zárate, que es la pintura", destacó.

Delimitación

En tanto, hizo referencia sobre los trabajos que todavía hacen falta para finalizar las obras.

"La delimitación de los límites en base a la pintura. Esto se contrató y ellos tenían que esperar obviamente que terminaran las obras de pavimento para venir con la pintura. Obra que creo, tengo entendido comenzaría mañana, no se en que horario o a lo sumo pasado, porque la gente está viniendo de Miramar", señaló y manifestó que "hasta que nosotros no tengamos eso y el divisor central que en teoría, el intendente decidió poner "guard-raid", no vamos a habilitar porque faltaría el reductor de velocidad, que son esas líneas continuas que se van acelerando a medida que uno va llegando al lugar, que se llaman bandas ópticas sonoras. Tienen treinta centímetros de ancho y se llaman así, porque se ven a la distancia y cuando uno va llegando al lugar, el golpeteo que va haciendo al auto por la pintura que tiene, te va diciendo que tenés que bajar la velocidad. Algo similar a lo que está al ingreso de la Ruta 193 viniendo de Capital Federal al puente Zárate Brazo-Largo.

Además falta la delimitación de la traza amarilla en el medio y la discontinua del centro, y obviamente el límite de cada una de las banquinas", sostuvo Salcedo.

Lo que falta

Por otro lado, reveló que "el tema de la pintura es una cuestión inmediata porque se trabaja en caliente y tiene una continuidad que en horas se debe terminar, calculemos que en un día se lleve a cabo la pintura y nos faltaría la colocación del divisor central, que sería también uno o dos días más. Lo que estamos buscando es el material, es muy posible que a lo mejor habilitemos el primer tramo, con la pintura hecha y después coloquemos el "guard-raid" o esperaremos para ver si podemos conseguir rápidamente, el divisor central y así habilitar todo junto, con la obra concluida en su totalidad", comentó.

En un 80%

Por último, el subsecretario declaró que las obras "están en un 80%, con la pintura sumaríamos el 90% y ya quedaría poco para finalizar", concluyó Walter Salcedo.

Comentá la nota