Los puntanos tuvieron que caminar o tomar taxis por el paro de colectivos

Algunos llegaron tarde a trabajar. Mostraron un gran malestar porque no se cumplió con los servicios de emergencias. Los chicos fueron a clases hasta en bicicleta porque tenían exámenes.
Ayer a las seis de la mañana la temperatura en la ciudad de San Luis era de 9º C, el otoño ya se hacía sentir. Abrigados con camperas, guantes y bufandas los puntanos tuvieron que madrugar más de lo acostumbrado para ir a trabajar y a la escuela caminando o en bicicleta, por el paro de transporte urbano anunciado el martes por los choferes de la empresa Autobuses Santa Fe (UTE Santafesina), en reclamo de mejoras salariales (ver página 4). Quienes viven en la zona sur de la ciudad pudieron tomar coches del ramal sur de la empresa María del Rosario, atestados por la mañana y el mediodía. Esta fue la alternativa que eligió una joven que ayer esperada el micro en la parada de Chacabuco e Illía: "Hoy me tomé este para venir a trabajar, que pasa a cinco cuadras de mi casa vivo en el barrio Telepostal, el urbano pasa a una cuadra. Sabía que había paro pero algunos de mis compañeros de trabajo no sabían y llegaron tarde. En taxi o remis no puedo porque estamos a fin de mes y me sale caro".

Una periodista de El Diario tuvo que tomar un remis que le costó 16 pesos desde el barrio 85 viviendas (primera rotonda) hasta Lafinur y Pedernera, cuando habitualmente gasta $1,50 en colectivo.

A pesar de la diferencia monetaria fueron varios los que se transportaron en taxi: "Toda la gente estaba desesperada, en la agencia trabajamos un 30 % más de lo habitual. Los horarios pico fueron de 6 a 9 y al mediodía", dijo Mario, operador de Cosmos.

Las escuelas

Esta semana los docentes están evaluando a los alumnos por el fin del trimestre, por eso el ausentismo fue poco en las escuelas. "La asistencia fue normal. Los chicos se las rebuscaron para venir porque había exámenes, algunos caminando otros en bicicleta", informó personal administrativo del Colegio "Juan Crisóstomo Lafinur". En el nivel primario las faltas fueron de un porcentaje bajo, de acuerdo a lo manifestado por Estela Aguilera la directora de la escuela "Bernardino Rivadavia": "Se notó un poco más en los primeros grados porque los niños son más pequeños".

Ayer no se cumplió con el servicio mínimo de emergencia que establece la ley en casos de medidas de fuerza, por lo que el paro fue del 100% y ningún colectivo de Autobuses Santa Fe recorrió las calles de la ciudad.

Los lectores de la página web de El Diario (www.eldiariodelarepublica.com) mostraron mucho malestar y algunos hasta propusieron hacer reclamos: "Que cada persona (usuario) que no haya podido ir a su lugar de trabajo y le descuenten el día o pierda parte del presentismo, que se presente como damnificado en la empresa y reclame el pago del día laboral descontado. El convenio dice que deben avisar 48 horas antes del paro", manifestó Beatriz. Otro cibernauta que se identificó como "El Cordobés" pidió que los funcionarios municipales se hicieran cargo del servicio: "Me parece perfecto que se efectúe el reclamo, pero se debe garantizar un servicio de emergencia y los responsables de esto son los funcionarios municipales quienes deben obligar a la empresa a efectuar un recorrido de emergencia".

Un tema que surge cada vez que paran los choferes de los colectivos urbanos es la necesidad y demanda de que haya por lo menos dos empresas de transporte en la ciudad. Antonio fue uno de los que recordó este tema: "Debemos tener como mínimo dos empresas para el recorrido urbano así se terminará el monopolio", opinó exaltado. Mariana coincidió: "La provincia de San Luis ha crecido demasiado para estar trabajando con una sola empresa, tendría que llamarse a licitación a buenas y serias empresas de colectivos y licitar a por lo menos tres para que se produzca una competencia en el mercado. Esto garantizaría un buen servicio y un buen salario para los empleados".

Ayer los sanluiseños pese a la falta de micros y el frío se las arreglaron para ir a trabajar y a la escuela. Pero el malestar con los choferes, la empresa a cargo y los funcionarios municipales se reflejó en todos los ámbitos. Así lo demostraron los vecinos que deambulaban por el centro o visitaron la página web de El Diario para expresarse.

Comentá la nota