Va por la punta.

CHILE - BOLIVIA: Si Chile gana, y Paraguay iguala con Brasil, será líder. Igual, el plantel bajó el perfil exitista.
Los tres puntos con Bolivia son tan importantes como los de Asunción''. En plena euforia por el presente de Chile, y fiel a su estilo herméticamente natural, Marcelo Bielsa sólo trató de bajar los decibeles, hacerlos tocar tierra, que entiendan que el exitismo con él no funciona. Y esa bajada de línea fue la que les transmitió el Loco a sus jugadores. De todas maneras, resulta difícil que los chilenos no estén a full: si la Roja le gana a Bolivia, y Paraguay empata con Brasil, los trasandinos coparán la punta de la tabla.

"No nos podemos confiar de que estamos clasificados, eso sería un error. Tampoco lo podemos hacer con Bolivia. Ellos querrán recuperar el nivel que mostraron cuando le ganaron a Argentina en La Paz y, como todos, son un adversario que nosotros respetamos'', aseguró el arquero Claudio Bravo para hacer extensiva esa idea de perfil bajo que se impuso el plantel.

Mientras tanto, el estadio Nacional será un hervidero. Está todo agotado hace rato y ni en la mente más pesimista se cruza una derrota. "La prensa, la gente, todos están muy ilusionados con lo que estamos haciendo, pero nosotros estamos tranquilos y enfocados en recuperarnos bien y tratar de jugar igual o mejor de lo que se hizo en Paraguay para seguir escalando en la tabla", dijo Humberto Suazo. En Bolivia saben la que se viene. "Habrá que aguantar a un Chile arrollador'', tiró Carlos Arias. Y sí...

Comentá la nota