Punta Alta: por huelga de municipales el intendente Starc salió a recolectar la basura

El jefe comunal rosaleño decidió salir a recorrer las calles del casco céntrico para recolectar las bolsas de residuos acumuladas. También lo ayudaron funcionarios y concejales oficialistas. Los empleados reclaman un aumento.
El intendente del partido de Coronel de Marina Leonardo Rosales, Néstor Starc, junto a miembros de su gabinete y ediles oficialistas, decidieron salir a recolectar las bolsas de residuos en la vía pública de Punta Alta, debido a la huelga de empleados municipales que desde hace una semana llevan adelante en demanda de aumentos salariales.

El jefe comunal tomó la inusual decisión, tras la queja de numerosos vecinos de Punta Alta por la basura acumulada en las calles, a raíz del paro que realizan desde hace una semana los empleados municipales, que reclaman aumentos de sueldos para el sector.

Ayer, el intendente Starc, junto al secretario de Gobierno comunal, Alejandro Siracusa, su par de Hacienda, René Quinteros, el presidente del bloque de concejales del partido oficialista Integración Vecinalista Rosaleña (IVR), Oscar Holzmann y la directora de Turismo, Carolina García, salieron a recoger la basura con un camión compactador y dos camionetas.

A medida que iban recolectando las bolsas de basura acumulada en las calles, los funcionarios comunales las depositaban luego en contenedores contratados por el municipio rosaleño.

La actitud del jefe comunal y sus colaboradores sorprendió a los vecinos de Punta Alta, que recordaron una decisión similar adoptada por el intendente de la ciudad bonaerense de Dolores Camilo Etchevarren, quien durante los primeros días de enero último, también tuvo que salir a las calles a recoger los residuos arrojados en la vía pública por un paro de los empleados comunales.

Según informaron vecinos de Punta Alta, el intendente Néstor Starc y sus colaboradores comenzaron a recolectar la basura a partir de las 8 y hasta las 13 horas, en el microcentro local, para luego reiniciar la labor a partir de las 17, en otros barrios de esa ciudad bonaerense.

Los trabajadores municipales del partido de Coronel Rosales, reclaman un aumento salarial del 30 %, retroactivo al 1 de enero, mientras que desde el municipio se les anunció que no había presupuesto para cubrir esa demanda y que el máximo esfuerzo sería darles "un incremento del 5 % a partir de marzo".

Comentá la nota