De puño y letra: Para candidatos, hay que esperar

Entre la crisis financiera mundial, su impacto en el país, y la preocupación lógica de la gente por sus créditos, sus bienes, y sus empresas, el sentido común mandó a «parar» un poco la pelota. En el justicialismo, Das Neves pasó el mensaje: «El que se adelanta, no cuenta con este gobernador». En el radicalismo también ponen paño frío a las candidaturas.

Las noticias que llegan...

...desde los centros de negocios del mundo, a los que la Argentina en general y Chubut en particular no son ajenos, no resultan alentadoras. Nadie sabe bien cuánto puede durar la crisis financiera internacional, y cómo será el efecto final sobre la economía en todas sus escalas. Y en este contexto, es lógico que el universo político se ponga conservador, y comience a pensar en qué nos puede pasar, y hacia dónde marcha el futuro. Con este nuevo escenario, es entendible que comiencen a aplicarse «paños fríos» a las candidaturas, en casi todos los niveles; y que se apliquen energías al «control de daños» de la crisis.

El primero en poner un poco de hielo a las agitadas pasiones justicialistas provinciales fue el propio gobernador Mario Das Neves. Es que la presentación del «Modelo Chubut» en Buenos Aires produjo efectos colaterales. Y pareció dejar en evidencia una división interna más clara en el mundo peronista chubutense. Por un lado, forma en línea la generación de «jóvenes brillantes» que accede a puestos de gestión e institucionales de suma importancia. Se trata casi siempre de universitarios de impresionantes rendimientos académicos, de poca trayectoria profesional y de escasa experiencia política, que han abrazado el dasnevismo como modelo de gestión alentados por el propio Gobernador; el máximo impulsor del «trasvase generacional» dentro del Justicialismo. Y por el otro lado, aparecen muchos otros peronistas -algunos intendentes, otros incluso claros precandidatos a la gobernación, ministros y ex ministros, y diversos militantes- que piden no dejar de lado «la voz de la experiencia» y que ven con recelo el alboroto juvenil del peronismo.

Ya se sabe que esta «división» terminó con el ex ministro Norberto Yauhar afuera del gobierno, y que a más de 40 días de su salida aún hay «coletazos», traducidos en reuniones de todo tipo y color, y declaraciones fuertes pidiendo espacios como manifestaciones más claras del debate oficial.

La pregunta es si...

... estas divisiones alcanzan a configurar una «interna». En el entorno del Gobernador aseguran que no. Lo que sí existe, dicen, es un ánimo de protesta de quienes no ingresan al «Modelo Chubut», aunque algunos de ellos puedan tener poder de fuego. «El Modelo Chubut es Mario, las organizaciones intermedias, y la gente. Por eso no entran los dirigentes políticos tradicionales. Por eso quedan afuera. Ellos no son el dasnevismo», dicen en el microclima de Fontana 50, trazando la raya gruesa con tiza sobre la peatonal. Uno de los que apareció en la semana avalando esta teoría es el ministro coordinador Pablo Korn, uno de los jóvenes íconos de la segunda gestión de Mario Das Neves.

Das Neves, fiel a su estilo...

... subió la apuesta. «Acá no hay ninguna candidatura, no hay ningún ahijado, ni protegido, ni nada. Acá va a ser la gente la que decida, como yo exigí en el 2003 cuando caminaba la provincia», dijo en declaraciones a LU 20 a mitad de semana, cuando los ecos de distintas reuniones habían empezado a llamar la atención. Entre ellas, las «visitas» que se prodigaron el ex ministro coordinador Norberto Yauhar y el intendente de Puerto Madryn Carlos Eliceche; o el mismo Yauhar y el vicegobernador Mario Vargas, o un almuerzo con varios de estos actores, más algunos agregados, en Puerto Madryn. Todo, hilvanado con la hipótesis de los «heridos» del Modelo Chubut, que se sintieron desplazados por los más jóvenes. Lo que dicen -en definitiva- los críticos, es que el «Modelo Chubut» es más bien institucional, y que para ser un «modelo político» debe ser más inclusivo. Del lado de la exclusión, hay que entender, quedó parte del peronismo.

«Desmiento todo tipo...

... de candidaturas, me parece que todo lo que tiene que ver con posicionamientos individuales, ya creo que le ha hecho un daño al justicialismo durante casi dos décadas», dijo también el Gobernador en aquella entrevista, cuando incluso ya circulaba una versión sobre Pablo Das Neves como candidato a la sucesión. Lo que hizo Das Neves fue, en definitiva, un gesto de autoridad hacia adentro del oficialismo (peronismo+gobierno +dasnevismo), para evitar lo que él llama «los comentaristas de la realidad».

Para ser coherente con lo que propicia en la provincia, el propio Das Neves ha bajado su exposición pública nacional después del 3 de octubre, más allá de una intensa campaña de vía pública en las principales capitales del país proponiendo «volver a debatir los grandes temas». Y en el oficialismo lo explican así: «No estamos enfriando, simplemente hay que bajar un poco el nivel de exposición en un momento nacional e internacional muy complicado. Hay que ver qué pasa. No es momento de candidaturas», aseguran, aunque sin resignar ni un metro la carrera 2011. De hecho, después del 3 de octubre tanto Francisco «Pancho» Salto como Pablo Das Neves, se ocuparon de «recoger» el hilo -y los réditos políticos- de la presentación del Modelo. Ahora, lo que viene es el trabajo territorial con los que en verdad están dispuestos a sumarse y participar.

Aquietadas las aguas...

... por el fin de semana largo, y tras la «orden de clausura» a las declaraciones altisonantes, el gobierno pondrá ahora la mira en un tema que -como al resto de las administraciones- preocupa. Y éste es, claro, el de la crisis financiera internacional, y su impacto en Chubut.

En algunas provincias ya se han armado «comités de crisis» para anticipar lo que puede venir. En los cálculos políticos y económicos entran la disminución de ingresos por impuestos, el freno al crecimiento del empleo, tensión social con gremios estatales por incremento salarial, y cierta tranquilidad con gremios privados, más preocupados por la estabilidad de los puestos de trabajo que por un aumento. También podrían producirse demoras en la cadena de pagos, y acortamiento de los créditos con tasas más altas. Como sea, Chubut no es una isla, y en el Gobierno se pondrán a trabajar esta semana en políticas activas de contención.

Es algunos datos de la «economía real» han preocupado a los hombre del gobernador. Se sabe, por ejemplo, que uno de los bancos de primera línea cerró el mes pasado 300 cuentas en la ciudad de Puerto Madryn. Y que ha crecido el movimiento «informal» de dinero en efectivo. Ambos datos fueros discretamente arrimados a Fontana 50.

Comentá la nota