Pulti vetó una ordenanza que pedía extender el horario de los boliches

La norma, impulsada por la UCR y votada a fines del año pasado, solicitaba a la Provincia que en verano los locales cerraran a las 6.30. Era una excepción de la que podían hacer uso las ciudades turísticas como Mar del Plata.
El intendente Gustavo Pulti vetó una ordenanza que le solicitaba al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires la extensión del horario de cierre de los boliches. La norma había sido impulsada por el radicalismo y sancionada en la última sesión del año pasado, el 30 de diciembre. Pedía, específicamente, que los locales nocturnos pudieran mantenerse abiertos hasta las 6.30 durante el verano.

El principal argumento que dio Pulti fue que, al no producirse el adelantamiento horario que estaba previsto a partir del 18 de octubre del año pasado, "las actividades nocturnas comienzan a hora más temprana, disponiendo de gran amplitud hasta el horario límite máximo de la hora 5.30 establecido por la Ley 14.050".

El intendente reitera entre los fundamentos de la medida que el Ejecutivo "intensifica a diario los controles vinculados a la nocturnidad a fin de evitar excesos que puedan poner en riesgo la integridad de las personas o la seguridad pública".

"Es obligación del Estado adoptar las medidas que considere más adecuadas para promover la protección integral de las personas y posibilitar su plena realización en el ámbito familiar, cultural y comunitario", agrega.

El concejal radical Maximiliano Abad, redactor de la ordenanza vetada, no tardó en responderle: "Esta ordenanza fue sometida a su análisis en el Concejo y fue aprobada luego de ser discutida con todos los concejales de los distintos bloques. Hacía uso de la excepción prevista en la ley provincial 14.050, la cual prevé para las ciudades turísticas como la nuestra la posibilidad de extender el horario de cierre de los locales de expansión nocturna hasta las 6.30".

En declaraciones al portal informativo 0223.com.ar, Abad sostuvo que la ley de aplicación permitía la extensión horaria "para potenciar una industria tan importante como es la del turismo". Y acotó: "Lo que queremos que quede claro es que esta excepción no modificaba ni el horario de ingreso ni el horario limite para el expendio de bebidas alcohólicas".

Abad dijo no entender la actitud del Ejecutivo. "Si bien hace uso de los mecanismos previstos en la Ley Orgánica de las Municipalidades, deja de lado la discusión en un ámbito democrático como lo es el recinto del Concejo Deliberante para terminar, mediante un decreto, vetando esta norma que tomaba una excepción interesante prevista en la ley provincial".

En los primeros días del año, en una conferencia de prensa que dedicó a defender los controles municipales a los bares de Alem, al intendente le preguntaron por la posibilidad de extender el límite horario para el cierre de los locales. Pulti respondió que él no tomaría esa decisión, pero que, si lo creía conveniente la mesa de diálogo que se iba a conformar, podía hacerlo.

Esa mesa de diálogo, conformada por funcionarios, concejales oficialistas y opositores y propietarios de los bares de Alem, nunca puso el tema en discusión.

Comentá la nota