Pulti resaltó la figura del General San Martín, en un nuevo aniversario de su fallecimiento

El Intendente destacó en su discurso las acciones comprometidas del Libertador y su vocación de asumir responsabilidades cuando el Continente lo necesitó. Invitó a tomar el ejemplo de aquellos que en la historia nos enseñaron a pensar en el bien común.
Pulti afirmó que "el General Don José de San Martín ha sido de una extrema importancia para la historia argentina que se evidencia en la actualidad. San Martín, a lo largo de toda su vida pública y privada, tributó un ejemplo y una estrategia de la grandeza. Una decisión de hacer aportes al bien común, a veces huyendo a posiciones de poder y económicamente favorables, con el sólo interés y único objetivo de hacer aportes al bien común."

"Así dejó una carrera militar brillante en España, dejó oportunidades de poder en Buenos aires, y en distintos lugares. Siempre estuvo plegando su aporte a forjar, no solamente la independencia de nuestro continente, sino también lo que es la construcción del bien común, la idea de una sociedad más justa, igualitaria, libre y con identidad. El valor de San Martín es interminable a través de los siglos y los años para tomar como ejemplo en la construcción hoy de una sociedad igualitaria", agregó.

"Es aplicable porque se trata de una persona. No ha sido un Dios, ni ha bajado de las estrellas, ha sido un hombre. Un ser humano puesto al servicio de la historia de nuestra comunidad. Cualquiera de nosotros, desde su puesto de trabajo puede intentar hacer aportes en su dimensión. Porque lo que vemos en San Martín es una decisión de aportar al bien común, más allá de la búsqueda personal de la gloria, del lujo y la posibilidad económica. Un hombre evidentemente llano, con un alto vuelo espiritual, dedicado a que las empresas históricas en la Argentina, aún en formación, contarán con él como un soldado. Ha sido verdaderamente un hombre ejemplar", expresó el Jefe Comunal.

"Fue construyéndose a sí mismo a la par que daba su contribución para la construcción de una historia llena de particularidades; donde no buscó repetir hazañas sino concretar las propias. La personalidad del General San Martín, de haberse desarrollado su ciclo vital en la antigüedad, no tengo la menor duda que habría sido recogida por algunos de los relatos épicos que acostumbramos a estudiar en occidente."

"Fue en el momento histórico que ocurrió, y sucedió en nuestra Sudamérica, en nuestra Patria, en nuestro Continente Americano. La contribución de San Martín en la historia fue en un marco que aún hoy nos sigue dejando enseñanzas y marcando rumbo", señaló.

"Dejamos en este homenaje a don José de San Martín nuestra esperanza permanente de un país grande, justo e igualitario"

"Se ha hablado repetidamente de los renunciamientos del General San Martín. A los 12 años fue aceptado en el Ejército de Murcia y a los 32, después de haber hecho una carrera militar brillante y haber combativo con las fuerzas napoleónicas y tenido distinciones por su entrega y su heroísmo en esas batallas, dejó una carrera militar, dejó a su familia en España, dejó a su madre ya grande para venir a involucrarse en la empresa libertadora de nuestro Continente. Posiblemente, ese fue el primer renunciamiento que recogen los historiadores", afirmó.

"Más tarde, el General San Martín tuvo la oportunidad de ser Director Supremo en Buenos Aires y disfrutar del poder al pertenecer a una familia política como los Escalada, que le aseguraban un ámbito de pertenencia, sin riesgos personales y sin aventuras que pudieran arriesgar su vida. Sin embargo, el General decide ir a Mendoza a constituir un Ejército", remarcó el Jefe Comunal.

"Yo me pregunto hoy, si tenemos la verdadera dimensión de lo que pudo haber sido en ese momento construir un Ejército para emprender una aventura libertadora que no tiene iguales en el Continente. Construir un Ejército donde no había liceos militares, donde no había una experiencia histórica de una milicia formada. Donde no sobraban los recursos y mucho menos la conciencia de lo que se estaba emprendiendo. Con contradicción de intereses, con dificultades, sin embargo hizo su gran renunciamiento: deja Buenos Aires y se aboca a la construcción de un Ejército", manifestó el Intendente.

Pulti también se refirió además al renunciamiento que hizo en Chile cuando tras el éxito militar le entregan 10 mil pesos oro y los dona para que se construya la Biblioteca Nacional de ese país. Y remarcó su renunciamiento a los lujos monárquicos tras tomar Lima y, más tarde, el que hizo al cederle su lugar a Simón Bolívar en el Encuentro de Guayaquil.

"Donde San Martín aparentemente se va – continuó -, es donde está llegando a un nuevo desafío que tiene sentido cuando lo analizamos en el bien común; cuando San Martín perece que abandona, es en realidad cuando decide tomar nuevos aportes; cuando parece que se retira, es cuando más se compromete; cuando parece que se va, está entrando por la puerta grande de la historia. Ese es el hombre al que hoy le estamos tributando homenaje, del que una vez más buscamos ejemplaridad para nuestros días; porque era eso, un hombre."

"No está en la épica mitológica porque no ha sido un mito. No está en los relatos épicos porque no está emparentado con los Dioses, está emparentado en cualquiera de los hombres y las mujeres que hoy transitan nuestras calles, nuestras universidades, nuestras fábricas, los puestos públicos, las instituciones de toda índole que hoy conviven en la Argentina. Está emparentado en cualquiera de esos hombres que entregan parte de lo suyo pensando en el bien común", añadió.

"Abrevar en todo ese pasado, en esa ejemplaridad es nutritivo para el país que hoy tenemos que construir, para la sociedad, las provincias y ciudades que hoy queremos construir. Dejamos en este homenaje a don José de San Martín nuestra esperanza permanente de un país grande, justo e igualitario", concluyó el Intendente.

Comentá la nota