Pulti regresó a la intendencia y evaluó el estado de las cuentas

Existe preocupación por la situación de la recaudación, que se vio seriamente afectada por la caída de la actividad económica.

El intendente Gustavo Pulti se reincorporó ayer a sus funciones luego de haberse tomado una semana de descanso fuera de la ciudad. Una de sus primeras actividades consistió en convocar a algunos funcionarios a su despacho para analizar el estado en el que se encuentran las arcas municipales.

Según se supo, existe preocupación por la situación de la recaudación, que se vio seriamente afectada por la caída de la actividad económica que se registró este invierno en la ciudad, donde las vacaciones invernales no arrojaron buenos resultados y se sintieron con fuerza los efectos de la gripe A.

Pese a la escasez de recursos, la Municipalidad logró abonar la semana pasada los salarios de los empleados municipales, cumpliendo así con la tradición de cancelar ese compromiso durante los últimos días del mes en curso. No obstante, hasta último momento, se evaluaba la posibilidad de postergar el pago para esta semana, medida que no fue necesario adoptar.

Por otra parte la gestión de Gustavo Pulti es consciente de que en el transcurso de agosto recibirá un planteo de incremento de haberes por parte del Sindicato de Trabajadores Municipales.

El secretario de prensa del gremio, Hugo Poli, le confirmó a LA CAPITAL que el STM no fijó aún el porcentaje de suba que le propondrá al Ejecutivo, pero se sabe que esto sería resuelto en los próximos días. Por otra parte el gobierno afronta otras negociaciones difíciles, como por ejemplo, con la empresa recolectora de residuos, que reclama una recomposición del monto de su contrato y la cancelación de deudas que viene exigiendo desde hace varios años. La semana pasada el secretario de Economía y Hacienda, Mariano Pérez Rojas, le explicó a LA CAPITAL que los meses de julio y agosto suelen ser "muy duros" para las arcas municipales -en especial este año- reconociendo la existencia de restricciones presupuestarias.

Comentá la nota