Pulti podría vetar las tarjetas por aproximación

El intendente admitió que no esperaba la aprobación de una ordenanza que no toma en cuenta la opinión del Departamento Ejecutivo y no descartó un posible veto. Si no lo hace, los empresarios tienen pensado recurrir a la Justicia.

El intendente municipal se refirió ayer a la ordenanza que impulsa el uso de tarjetas por aproximación como medio de pago del boleto la cual, a pesar de haber sido rechazada por el oficialismo, resultó aprobada por mayoría en la última sesión del Departamento Deliberativo.

Al dialogar con este medio, Gustavo Pulti manifestó que "la oposición, a un ritmo acelerado, impuso en la agenda de discusión política del Concejo un tema que no estaba instalado y acerca del cual nosotros no advertimos ningún tipo de clamor popular".

"A pesar de ello -indicó- no se van a desvirtuar las relaciones de buena fe que tenemos con los integrantes de esos bloques ni tampoco nuestra voluntad de diálogo; más allá de esta diferencia de criterios, que es importante. Como seguimos pensando que las cosas se tienen que resolver por consenso, consideramos que esta norma tiene que pasar por una etapa de revisión".

Posteriormente sostuvo: "Si bien siempre hemos sido respetuosos de las decisiones del Concejo, no pensamos que en este tema iba a imponerse un criterio que no contempla la opinión del Departamento Ejecutivo y que puede llegar a desencadenar una crisis; se votó una tecnología que parece ser buena, pero no se definió cómo se va a financiar", sostuvo.

Más tarde, tras expresar "con la idea de evitar trastornos en el servicio, vamos a tomarnos un tiempo para evaluar la ordenanza", dijo "creemos que es una cuestión que merece ser revisada por el Concejo; tengo la esperanza de que en los próximos días podamos llegar a un entendimiento; si al final del camino vemos que no nos queda otra alternativa, tendremos que considerar la posibilidad del veto; a los usuarios les reitero que en lo que resta del año el boleto no se va a aumentar".

Finalmente sostuvo que "no queremos tener un conflicto con el transporte, algo que nunca se dio desde que asumimos el gobierno; tenemos que manejarnos con seriedad y responsabilidad ya que se trata del principal servicio público de la ciudad".

Postura empresarial

"No se escuchó a los empresarios y estos no son responsables del conflicto en ciernes", manifestó el asesor legal de Ametap al referirse a la aprobación de la ordenanza que impulsó el bloque radical, la cual obliga a las empresas de transporte público de pasajeros a incorporar nuevas tecnologías para el expendio de boletos.

Al ser consultado acerca del camino que seguirán en caso que el intendente no vete la norma, Marcelo Abal adelantó que "van a recurrir a la Justicia para hacer valer sus derechos ya que los mismos, inexcusablemente, se ven afectados por una decisión que desoye el dictamen del procurador de la Municipalidad que aconsejó no avanzar sobre lo estipulado en el contrato oneroso que vincula a ambas partes".

Comentá la nota