Pulti negó que el mar esté contaminado y reclamó "responsabilidad" a los medios

El jefe comunal garantizó que el agua es apta para los baños recreativos. Resaltó las medidas que se toman. Y señaló que percibe cierto "apuro" por descalificar a Mar del Plata. Ayer te enteraste primero en la web de El Atlántico. Ahora, van todos los detalles.-

Un informe que señalaba la contaminación de las aguas de la costa marplatense, se centró en la opinión pública en los últimos días. Como consecuencia de esta amenaza, el intendente Gustavo Pulti, junto a funcionarios de Obras Sanitarias Sociedad Estado (OSSE) y representantes de distintos sectores empresariales e institucionales, aseguró que no existen organismos en el mar que afecten a la salud pública al bañarse en estas aguas. Además, llamó a los medios a ser "cuidadosos" al transmitir este tipo de información.

Tras la polémica de la posible contaminación de las aguas costeras, Pulti recomendó: "Consulten a quien tienen al lado si alguna persona, alguna vez, tuvo un tipo de enfermedad grave por bañarse en Mar del Plata".

De acuerdo al jefe comunal, el Instituto Nacional de Epidemiología "no ha relevado específicamente patologías que puedan ser atribuidas al baño en Mar del Plata y las universidades no tienen estudios encargados, así como los técnicos de OSSE tampoco relevan una situación ambiental pueda agredir la salud".

"Nosotros, los marplatenses, bañamos a nuestros hijos en aguas marplatenses", destacó el mandatario. Al mismo tiempo, agregó que los marplatenses "no tienen cuidados especiales de no bañar a sus hijos en las aguas de las playas" locales.

Pulti señaló que la ciudad presenta una situación costera que está en "permanente evaluación y tratamiento" por parte de OSSE, institución que destacó como "empresa estatal que tiene funcionarios de carrera, graduados de carácter técnico, en las universidades marplatenses, particularmente en la UNMdP, que tienen cursos y formación posterior al título de grado, practicados en las propias universidades locales y del exterior".

Además, recordó que la empresa tiene laboratorios que se encargan de realizar un seguimiento constante de la situación de las aguas. "Nuestros técnicos han desarrollado programas como el virtual beach que permite hacer predicciones en forma permanente sobre la situación ambiental de las aguas", resaltó.

"La ciudad se encuentra, a lo largo de distintas gestiones, trabajando en su medio ambiente, y por eso está en marcha el emisario submarino", subrayó Pulti.

Por otro lado, el intendente sostuvo que ninguna de las universidades con sede en Mar del Plata recibió la encomienda – publica o privada- de hacer, actualizadamente, un estudio sobre el estado de las aguas que bañan la costa.

"Mar del Plata presenta una situación sanitaria absolutamente asimilable a cualquier ciudad de la costa atlántica de la Argentina. No tiene relevada ninguna patología especialmente adjudicable a las personas que visitan Mar del Plata o a los marplatenses que se bañan en la costa atlántica que pueda ser atribuida específicamente a una particularidad de nuestra costa", sostuvo el jefe comunal y recordó que existen patologías de carácter estival que pueden afectar tanto a personas que se bañan en el mar como a personas de otras zonas que no lo hacen.

"Así como en invierno tenemos patologías pulmonares, en los veranos podemos tener diarreas. Pero eso no ocurre por el mar marplatense, son patologías asociadas a determinados períodos del año aquí y en otras partes", añadió.

En la conferencia, las autoridades aseguraron que está prohibido bañarse en la zona adyacente a la planta de efluentes cloacales, que además no tiene playa y es una zona de acantilados. La primera playa está ubicada a 2,5 kilómetros de la planta y presenta carteles que recomiendan no meterse al mar allí.

Por otro lado, el intendente consideró: "Yo a veces veo que hay algún apuro por descalificar a Mar del Plata, pero me parece que hay que tener una consideración por la historia y la trayectoria de esta ciudad y por el cariño con la que es tratada y trata a los argentinos la ciudad".

La polémica se generó cuando se reveló el estudio realizado por los doctores Rodolfo Elías y Eduardo Vallarino, del Laboratorio de Bioindicadores Bentónicos del departamento de Ciencias Marinas de la Universidad de Mar del Plata, que señala que el vuelco de desechos cloacales en el mar afecta las playas de Camet. Esta información no sólo se publicó en los medios locales, sino que alcanzó a los nacionales.

En ese sentido, el jefe comunal solicitó a los medios que informaran este tema con responsabilidad. "Quisiera pedirles a quienes tienen la importante tarea de trasmitir la información, que el trabajo de los marplatenses depende de la responsabilidad con la que se informe esto", destacó el intendente de General Pueyrredon.

"Mar del Plata tiene sus brazos abiertos, tiene su medioambiente costero en condiciones de recibir a los argentinos y de eso dependen muchas familias, muchos trabajadores, muchas inversiones, muchos esfuerzos y estamos todos juntos", recordó Pulti.

Durante la conferencia el intendente estuvo acompañado por representantes del Instituto Nacional de Epidemiología, el jefe de epidemiología de la Secretaría de Salud, el subsecretario de Salud, representantes y trabajadores de OSSE, el presidente de OSSE, Mario Dell Olio, y la vicepresidenta, junto a varios trabajadores; representantes de los bloques del Concejo Deliberante, representantes de la Asociación Hotelera Gastronómica, de la Cámara Textil, Universidades Nacionales con sede en la ciudad, Cámara de Recreación, la Cámara de Balnearios y Restaurantes, entre otras entidades.

DELL OLIO

"La calidad recreativa de las aguas está monitoreada"

El presidente de Obras Sanitarias, Mario Dell Olio, aseguró que en la ciudad, a través de las diversas gestiones enmarcadas dentro de un programa de manejo costero integral, se "monitorea permanentemente la calidad recreativa de las aguas de las playas".

Según precisó, el seguimiento se lleva a cabo mediante la gerencia de calidad y el laboratorio que OSSE tiene montado, el cual hace pocas semanas "fue reconocido internacionalmente como uno de los mejores de las empresas de agua de todo el mundo".

"OSSE ha mejorado la calidad de vuelco a través de los años y en consecuencia, la calidad recreativa en las playas, por eso se hizo una planta de tratamiento en escollera sur donde se tratan los residuos industriales", resaltó Dell Olio.

Además, relató que el año pasado comenzó la aplicación de un programa predictivo, -el virtual beach-, con el cual "permite realizar un tratamiento previo al volcamiento del efluente cloacal que ha llevado mejoras sustanciales para poder cumplir en todo momento con la normativa de la provincia de Buenos Aires".

De acuerdo al funcionario, en 2006 la autoridad del agua fijó por primera vez parámetros referenciales que deben cumplir las aguas de las playas en cuanto a su calidad recreativa, por lo que concluyó: "Por medio del control que hace OSSE y las distintas actividades, se permite verificar el cumplimento de todos esos parámetros" en las playas de la ciudad.

SCAGLIOLA

"Están hablando de cuestiones diferentes"

El gerente de Calidad de Obras Sanitarias, Marcelo Scagliola, desestimó las conclusiones arribadas por los investigadores al sostener que "la tesis de la UNMdP se refiere al estudio muy específico de organismos bentónicos, (…) pero no abordan la cuestión de la calidad recreativa del baño, sino la calidad del ecosistema".

Afirmó también que este tema fue estudiado por OSSE para tratar la problemática, lo que derivó en que la solución era la construcción del emisario submarino.

Respecto de los programas predictivos aplicados a los que ya había hecho referencia Dell Olio, Scagliola amplió que éstos permiten "mirar en tiempo récord cuál es la calidad del baño de la playa para poder aplicar medidas de mitigación".

"Estamos utilizando medidas de mitigación por desinfección del efluente cloacal cuando el material de esta herramienta predictiva nos indica que es necesario", agregó, para luego recalcar que "la ciudad ha ido mejorando en forma permanente -a la espera de la solución final que es el emisario submarino- la situación de calidad recreativa".

De acuerdo al biólogo, lo analizado por los investigadores de la universidad es el intermareal (lugar entre mareas), mientras admitió que "en ese sector hay organismos que son indicadores de contaminación orgánica, lo cual es natural en cualquier descarga". "No se puede trasladar eso a la calidad recreativa de las playas de la ciudad, son cuestiones totalmente diferentes", remató.

INVESTIGADORES

"La solución no es negar las cosas, ni ningunear a quienes las mencionan"

El informe que desató la ira del intendente lleva la firma de Rodolfo Elías y Eduardo Vallarino. Ambos son investigadores del Laboratorio de Investigación Bioindicadores Bentónicos de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Ayer, por medio de una nota publicada en el blog de los profesionales, intentaron explicar la maraña de situaciones que se provocó a partir de la circulación de un comunicado de la ONG Surfrider Argentina, que los citó para advertir acerca de la contaminación en la costa marplatense y la falta de aptitud para baños recreativos en la misma.

Según sostuvieron, en el laboratorio se trabaja desde hace 12 años en la contaminación marina y los organismos bentónicos, asociados al fondo del mar, y como producto de ello realizaron, además de numerosos informes científicos, una tesis doctoral titulada "La comunidad bentónica intermareal de Brachidontes rodriguezii (D’orb) y su relación con el efluente cloacal de la ciudad de Mar del Plata (38°S)". La misma fue finalizada en 2002 y abarca un período entre los años 1998 y 2002.

En tanto, sostuvieron que actualmente se están desarrollando dos tesis doctorales más en temas relacionadas al efluente cloacal.

De acuerdo a lo publicado, en el transcurso de uno de estos trabajos sorprendió "la presencia de unos gusanos marinos que formaban arrecifes de una magnitud extraordinaria en la zona costera cerca del efluente de Mar del Plata". A partir de esto, en abril de este año, los profesionales concretaron una nota llamada "Turismo y contaminación", con el objetivo de "llamar la atención sobre este tema y esperar que no suceda lo mismo que ha pasado con otros problemas ambientales como la erosión costera, que hasta que no se cayera la ruta no se pensaría en solucionarlo", según resaltaron.

Por otra parte, consideraron que el mail que circuló por los medios fue "confuso" y constituido por "datos y resultados preocupantes". También enfatizaron que sus nombres aparecieron sin autorización.

"Asimismo –continúa el artículo- algún funcionario local (en un derroche de síntesis) logró en unas pocas líneas minimizar no sólo la contaminación, nuestro trabajo, trayectoria, sino también a la Universidad a OSSE y también a los estudiantes".

Elías y Vallarino aseguraron que el conocimiento adquirido a través de sus investigaciones "debe servir para advertir y mejorar, si es posible, la calidad ambiental de nuestras costas tendiendo a un desarrollo sustentable de las actividades de nuestra ciudad, en especial el turismo".

"Creemos que el desarrollo sustentable es posible y que Mar del Plata se lo merece, para ello existen mecanismos probados internacionalmente que ayudan a que el turismo y la población local confíen en que las cosas se hacen lo mejor posible y que se le habla con la verdad", subrayaron. Para finalizar, los investigadores lanzaron: "La forma de resolver estos problemas no es negando las cosas ni ‘ninguneando’ a quienes las mencionan".

Comentá la nota