Pulti descartó la posibilidad de anular decretos de Katz que autorizan la construcción de una torre

Luego de mantener una reunión con el intendente Pulti, habitantes de la zona de Güemes y la Costa manifestaron a 0223.com.ar que, ante su conocida oposición al emplazamiento de un edificio de casi 20 pisos que ya comenzó a construirse en el predio que ocupa el chalet de Manuela Valdivia de García, sitio declarado de Interés Patrimonial; el Jefe Comunal confirmó que "no anulará los decretos que posibilitan el levantamiento de la torre ilegal para evitar futuros juicios de la empresa constructora".
"Las ‘torres Katz’ ocupan toda la costa y ahora lo van a hacer las ‘torres Pulti’", sentenciaron los vecinos.

LA FIRMA DE KATZ

A fines de 2006, el ex intendente Katz firmó un decreto, a través del cual se autorizó la construcción de un edificio de 44, 60 metros de altura a erigirse en el jardín de la propiedad ubicada en la calle Bolívar 1275/87, sitio declarado de Interés Patrimonial y catalogado en el Código de Preservación Patrimonial como chalet de Manuela Valdivia de García.

Dicha propiedad se encuentra inserta según el Código de Ordenamiento Territorial en el Distrito Residencial conocido como R3, y que el mencionado decreto habría autorizado en cambio, la utilización de los indicadores urbanísticos correspondientes al Distrito Central C 1a para llevar a cabo el requerimiento presentado por la firma Mastrangelo Hnos. S.R.L.

En aquella oportunidad, el anterior Ejecutivo no consideró que dicho expediente debería haber tenido vista el Concejo Deliberante, a pesar de que la controvertida millonaria obra se trataría claramente de una excepción del Código de Ordenamiento Territorial; hecho que era duramente cuestionado por el entonces concejal de Acción Marplatense, Gustavo Pulti.

Por su parte, el actual Presidente del HCD, Marcelo Artime, también insistía en que dicha edificación "rompe con todos los parámetros utilizados en la construcción hasta el momento" lo que, según exponía, cambiaba "el perfil urbanístico de la zona".

En tanto, en los últimos meses, los vecinos que habitan el sector en el que se halla el tradicional chalet realizaron varias concentraciones frente al inmueble, alertados por el comienzo del trabajo de las máquinas excavadoras.

OBRAS PARALIZADAS

En concordancia con dichas manifestaciones, la municipalidad hace pocos días notificó a la empresa que debe paralizar las obras en Bolívar 1275.

Desde el gobierno municipal se explicó que "la construcción de un edificio en la calle Bolívar Nº 1275/87 había sido autorizada por la gestión anterior mediante el decreto 2002 del año 2005. Sin embargo, el consorcio de copropietarios del edificio de la calle Bolívar Nº 1243/47 obtuvo en la justicia una medida cautelar que permitió que no se iniciara la obra".

A su vez, se agregó que "en primera instancia la empresa había obtenido una medida cautelar favorable, que el Municipio consintió dado que, entre otras cuestiones, la obra proyectada se vinculaba directamente con un inmueble incluido en el régimen de preservación patrimonial. Pero la apelación de la empresa dio lugar a que la cámara de apelaciones en lo contencioso administrativo local revocara dicha medida, lo que le permitió dar inicio a la obra con tareas de excavaciones".

"No obstante, recientemente se notificó al Municipio que el consorcio interpuso un recurso extraordinario contra la resolución de cámara, que fue concedido y derivado a la Suprema Corte provincial, con sede en la ciudad de La Plata. Con lo cual, desde la Secretaria de Planeamiento Urbano en horas de la tarde del viernes 22 de mayo se notificó a la empresa constructora que debía paralizar las obras y mantenerlas suspendidas, hasta tanto la justicia vuelva a expedirse", finaliza el comunicado oficial.

"LAS ‘TORRES KATZ’ OCUPAN TODA LA COSTA Y AHORA LO HARÁN LAS ‘TORRES PULTI’"

En tanto, los vecinos que rechazan la construcción de la torre "ilegal" trasladaron el reclamo directamente al despacho del intendente Pulti, pero según manifestó a 0223.com.ar la Arq. Mónica Cordero de Berraz, una de las participantes de la audiencia, "no hubo entendimiento porque lo que quiere la Municipalidad no es lo que los vecinos queremos".

"Realmente no hemos logrado nada porque suponíamos que el Intendente iba a ofrecer la anulación del decreto, pero ellos están muy seguros de que no lo van a hacer para evitar supuestamente que la Municipalidad tenga dentro de 7 u 8 años un juicio por daños y perjuicios de parte de la firma propietaria de la construcción", explicó .

Sin ocultar el malestar que produjo en el sector la postura del Intendente, Cordero de Berraz consideró este miércoles que "esta gestión tiene la misma línea que el gobierno de Katz", al tiempo que cuestionó duramente a la administración comunal al asegurar que "están pasando el eje de la ciudad por el lugar equivocado; las torres Katz ocupan toda la costa y ahora lo van a hacer las torres Pulti y las torres de los que vendrán".

"Por más de que le advertimos de que lo que firmó Katz es un decreto totalmente ilegal, con muchísimos vicios y que carece de fundamentos, nos tenemos que acostumbrar a que es una situación de hecho y esperar a que la Justicia solucione lo que los políticos no saben solucionar", disparó, y estimó que "acá hace falta alguien que se juegue, porque este ‘ni’ del Intendente no nos convence, es como estar en el limbo: ni de un lado ni del otro".

Por otra parte, la Arq. Cordero se refirió a la excavaciones que ya habían comenzado a realizarse en Güemes y el Boulevard Marítimo, acción que caratuló como "indebida" ante la existencia de una medida cautelar dictada por la Justicia y que, según denunció, provocó que "dos edificios, además del chalet patrimonial y las veredas perimetrales, estén con serios problemas porque no se hicieron la obras de acuerdo a lo que exige el Código General de Construcciones de la ciudad de Mar del Plata y nadie ha controlado como correspondía".

"Específicamente –amplió-, la empresa no ha hecho los trabajos de submuración por lo que, si se saca tierra, también se va sacando el sostén de lo que está al lado, con el riesgo de que haya desmoronamientos, rajaduras en los edificios contiguos y en la estructura del propio chalet patrimonial".

"La Municipalidad también se durmió en esa instancia; no sólo lo hizo el Arq. Katz cuando sacó los dos decretos, sino que esta gestión, que dice que ‘no quiere torres’, está permitiendo que prosperen", criticó.

Finalmente, Cordero contó que el Intendente "deslizó que le molestaba cuando salíamos a decir ‘Pulti cumplí tus promesas, no a las torres’, pero si nos ponemos a desmenuzar la situación de esta obra, surge que los planos fueron aprobados por última vez en esta gestión; ellos podrían haber denunciado el decreto y no lo hicieron, estuvieron muchas herramientas que no utilizaron".

"Los vicios que había durante la gestión anterior siguen estando y no hacen nada para repararlo", recalcó, y advirtió que en las próximas horas los vecinos autoconvocados definirán los pasos a seguir "porque queremos que se cumplan las leyes y las ordenanzas".

Comentá la nota