Pulti: "Debe haber una restricción de los horarios para actividad nocturna"

El intendente dio a conocer su postura respecto de la iniciativa del gobierno provincial en establecer un horario de cierre en locales bailables. En concordancia con la intención del gobernador aseguró que "las 3 o 4 de la madrugada" resulta una hora adecuada para finalizar la actividad nocturna.-
El intendente Gustavo Pulti manifestó su apoyo a una posible reducción horaria en el cierre de bares y boliches en la ciudad. El tope "razonable" que fijó el intendente fue el de las "3 o 4 de la mañana", algo que, según recalcó, "tiene que ver con otras pautas culturales de mejor convivencia". Igualmente, sostuvo que la decisión debería ser tomada en conjunto con los propietarios de locales relacionados con la nocturnidad e incluso con los padres de los jóvenes que asisten a estos espacios de esparcimiento.

La iniciativa del gobernador bonaerense no es nueva, ya que en 1996 el por entonces titular del Ejecutivo bonaerense, Eduardo Duhalde, puso en vigencia un decreto mediante el cual estableció que los bares, confiterías, pubs, y otros centros nocturnos debían cerrar sus puertas a las tres y media de la madrugada.

La norma, considerada un "fracaso", fue derogada dos años después con una ley del parlamento bonaerense que ponía fin a este decreto, entre otros, que instrumentaba límites a la vida nocturna.

En declaraciones radiales, el jefe comunal expresó su acuerdo en volver a establecer horarios de cierre en bares y boliches de Mar del Plata. Pulti aseguró que permanentemente se ha llamado "a la reflexión de quienes manejan bares y boliches para propender a una reducción de las ofertas de alcohol y de los horarios".

No obstante, entendió que ésta "tiene que ser una decisión más creciente, mucho más fuerte y más universal como la que aparentemente se quiere llevar a cabo en la provincia de Buenos Aires, lo cual nos parece bien".

"Debe haber una restricción de los horarios", sentenció el intendente al argumentar que el mismo "está desfasado". Pulti justificó su afirmación basado en que "los chicos salen a la hora que mucha gente empieza a levantarse ya que arrancan a las 3 o 4 de la mañana y terminan a eso de las 9".

Asimismo, consideró que esta situación "no es buena para las familias, ni para los chicos o el comercio, ni para la seguridad" y añadió: "Hay que recuperar un horario razonable donde el divertimento nocturno se maneje en parámetros que deje mejores condiciones de control y que evite los riesgos de esta nocturnidad".

En esta línea, dictaminó que si bien no era adepto a "las medidas arbitrarias", el cierre no podía ir más allá de las 3 o 4 de la madrugada.

"En las alcoholemias que hacemos, hemos encontrado personas jovencitas totalmente alcoholizadas a las 9 de la mañana. Eso es terrible", relató, al tiempo que instó a "recuperar un cierto orden de festejo nocturno que es tan legítimo como cualquier otra cosa que se quiere hacer en las distintas edades".

"Es una decisión de la que tienen que participar los titulares de los bares y las propias familias. Los papás y las mamás somos irremplazables en el sentido de poner algunas pautas que no las podemos elegir desde el Estado. Y el propio Estado, a través de sus organismos y la Legislatura, debe trabajar en una normativa que establezca estos límites", detalló.

Pulti también aprovechó la ocasión para reflotar el casi olvidado y frustrado traslado de los bares de Alem a la Escollera Norte y dictaminó que, en materia de nocturnidad, las medidas debían tomarse "en los lugares de oferta".

"Hemos propuesto el traslado a la Escollera Norte de los bares de Alem, pero lamentablemente todavía no ha habido acuerdo en el Concejo Deliberante y por eso no se ha sancionado la ordenanza", concluyó.

Comentá la nota