Pulti borró al cuestionado Subsecretario de Control en los operativos de alcoholemia

Durante las madrugadas del viernes, sábado y domingo se realizaron sendos operativos de tránsito para controlar los vehículos que circulan por las calles de la ciudad y verificar el consumo de alcohol de los conductores.
La tarea es realizada en forma conjunta entre personal de la Dirección de Tránsito Municipal, la Agencia Nacional de Seguridad Vial y Policía de la provincia de Buenos Aires.

Los operativos, como viene sucediendo diariamente, se desarrollan en diferentes puntos del partido de General Pueyrredon. Así, a lo largo de todo el fin de semana, se los pudo observar en la rotonda de la Ruta 11 –de Norte a Sur y viceversa- , sobre la calles Alem y Güemes, en el Boulevard Marítimo, entre otros puntos.

Y ALVEOLITE?

En una gacetilla de prensa, el gobierno municipal indicó este domingo que estuvieron presentes en los operativos el Director de Tránsito Municipal, Rubén Mansilla, acompañado por el jefe de Departamento, Miguel Grassi Muñoz junto a su personal, efectivos de la Policía Bonaerense e integrantes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. El gran ausente fue el Subsecretario de Control de la Comuna, Adrián Alveliote.

Desde que asumió en su cargo el funcionario, el área de prensa del Municipio enviaba en forma diaria las gacetillas de prensa sobre los operativos de alcoholemia con declaraciones de Alveolite. Algo que no sucedió este fin de semana.

Cabe recordar que el personal de la Dirección de Tránsito concretó la semana pasada una retención de tareas para repudiar y hacer pública una presunta irregularidad del Subsecretario de Control, Adrián Alveolite, durante un operativo de alcoholemia realizado el martes por la madrugada.

Según los agentes, el funcionario habría ordenado no efectuar a un agente municipal, que se dirigía a constatar irregularidades en un local bailable de Constitución, el control de alcoholemia dispuesto en la zona de Alem.

El intendente Pulti respaldó el controvertido accionar de Alveolite pero habría decidido que no participara más en los operativos de alcoholemia. Decisión que quedó verificada en las últimas horas.

RESULTADOS DE LOS CONTROLES

Tras realizar el control a 1153 conductores, se procedió al secuestro de 87 unidades por superar sus conductores el nivel máximo de alcohol en sangre permitido: 33 durante la madrugada del viernes, 24 en la del sábado y 30 durante este domingo. A uno de los infraccionados se le registró 2,34 miligramos de alcohol en sangre siendo el registro máximo detectado.

Durante el viernes a la madrugada un conductor pretendió darse a la fuga y esquivó el retén de control, resultando infructuoso su intento debido al buen accionar de la Policía Bonaerense que tras una persecución logró interceptarlo y regresarlo al lugar donde se le efectuó el análisis de alcoholemia correspondiente; dando como resultado positivo punitivo, por ende se procedió al secuestro del vehículo.

Cabe recordar que los vehículos fueron retenidos y llevados al playón municipal. Esta acción se repite en cada caso que el conductor haya superado los 0.50 de graduación de alcohol en sangre y en 0.20 para motociclistas. Los mismos deberán ser retirados por una persona autorizada, previo paso del infractor por el Juzgado de Faltas.

Comentá la nota