Pulso: habrá 120 km de fibra óptica en los pozos

La empresa Davitel SA hará el tendido para llevar internet de alta velocidad a Vaca Muerta. Habrá mejor conexión para el seguimiento en los yacimientos. La obra estará disponible a partir del 28 de agosto.

Con una inversión de 1,5 millones de dólares financiada con recursos propios, la firma Davitel SA desarrolló la red que busca mejorar la conectividad tanto en las bases de las empresas instaladas en Añelo como en los pozos de la formación neuquina, gracias a la tecnología de red inalámbrica LoRaWAN para hacer uso del internet de las cosas (IoT).

LoRaWAN es una especificación para redes de baja potencia y área amplia, que se destina a dispositivos de IoT con conexión bidireccional, bajo consumo de datos y energía, y largo alcance de comunicación.

Mario Carranza, presidente de Davitel, explicó que la obra conecta el oeste neuquino con el centro de Añelo, y beneficiará no solo al sector de oil & gas, sino a todas las localidades en la traza. “Tuvimos contacto con varios municipios como el del Chañar y Vista Alegre, así como con bodegas que van a utilizar el servicio”, detalló.

En términos de velocidad, la obra que se inaugurará el 28 de agosto implica la llegada de un ancho de banda con 100 megas. “Hoy en día, los pozos tienen un servicio satelital con un mega de velocidad que se paga fortunas”, aclaró Carranza. La mayoría de los yacimientos usan señal de radio para enviar información a las bases, pero el contacto podría ser más veloz si se usa esta tecnología. La llegada de esta obra se traduce no solo en mayor agilidad para las comunicaciones sino en la posibilidad de tener la infraestructura necesaria para desarrollar el IoT en Vaca Muerta, que se basa en el uso de sensores para mejorar procesos de gestión y seguridad en la explotación de los no convencionales. “El internet de las cosas es distinto al internet de las personas, porque traslada esa información que consigo a todo lo que nos rodea”, dijo Anthony Harris, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Internet.

El IoT se basa en la instalación de sensores que miden indicadores para generar desde ciudades inteligentes hasta pozos petroleros donde todo se puede monitorear de forma remota a través de un teléfono celular.

Entre sus aplicaciones, Harris aclaró que serviría para saber cuándo puede fallar una máquina, alertar de condiciones anormales en el proceso productivo o hasta rastrear activos como herramientas u otros recursos dentro de los complejos industriales.

En materia de seguridad, se podría monitorear a los obreros a través de cámaras o colocar sensores en las tapas para que no queden mal cerradas y así evitar accidentes como el que ocurrió en mayo de este año. “Son sensores que cuestan 50 dólares y es una inversión que se recupera con gran ahorro en la logística”, detalló Carranza sobre la aplicación de esta tecnología.

Experimento: Neuquén, la primera provincia para difundir el IOT

La Cámara Argentina de Internet ya viene realizando distintos eventos relaciones al IoT o Internet de las Cosas en Buenos Aires y, para su primera incursión en el interior del país, eligieron la ciudad de Neuquén como sede por su ebullición económica de la mano de Vaca Muerta.

“El objetivo es potenciar a todas las tecnologías que ya se usan en transporte, logística y extracción al agregar la conectividad que provee internet”, explicó Anthony Harris, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Internet.

Según detalló, su aplicación a Vaca Muerta podría permitir el ahorro de tiempo y recursos que hoy se producen por la falta de interconexión a internet.

“Posibilita hacer controles remotos a través de un celular para detectar y corregir los problemas a tiempo, con muchos más detalles de lo que se utiliza hoy en día”, relató Harris durante una visita a los yacimientos.

De acuerdo a lo explicado, la IoT brinda infinitos beneficios para aplicar tanto a la vida cotidiana como al desarrollo productivo, por lo que es necesario difundir sus alcances no sólo al mundo empresarial sino a la comunidad en su conjunto.

Coment� la nota