Pulsera repelente para el dengue

Se trata de un nuevo producto que a través de un fuerte aroma a citronella evita –dicen– que los mosquitos piquen. Se vende en farmacias y quioscos y se puede conseguir desde $11 hasta $15.
Con la llegada del calor, el fantasma del dengue vuelve a dar vueltas por Mendoza. Y este año, como una novedad para repeler el Aedes aegypti se presentó una pulsera que evitaría las picaduras de cualquier mosquito.

Este nuevo producto se comercializa en Mendoza desde octubre de este año, está hecho a base de citronella y se puede conseguir en el mercado desde los $11 hasta los $15 en farmacias y quioscos de la provincia.

Adriana Koch, directora de Epidemiología y Ambiente Saludable del Ministerio de Salud, si bien admitió que desconocía la existencia de la pulsera, luego de averiguar de qué se trataba señaló que el producto se encuentra aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) como un cosmético, al igual que el resto de los repelentes y protectores solares, razón por la cual se puede comprar no sólo en farmacias.

A la vez, la funcionaria manifestó que desde la ANMAT aseguraron que se está estudiando el radio de influencia que tiene la pulsera y si puede traer consecuencias, aunque aclaró que, como mucho, lo que puede provocar es una reacción alérgica, ya que se trata de un repelente hecho con elementos de origen vegetal, en este caso la citronella.

Según se detalla en el envase de la pulsera, el producto es de uso familiar y protege contra enfermedades transmitidas por mosquitos, como el dengue, malaria y fiebre amarilla.

Desde una farmacia Mori céntrica comentaron a Diario UNO que se están vendiendo 100 mensualmente y resultó tener muy buena llegada en el público la pulsera.

Su acción consiste en la producción de un efecto sobre las terminaciones sensitivas y un bloqueo de la percepción química de los insectos; de esta manera, los ahuyenta y no contamina el medio ambiente.

La farmacéutica explicó que se puede utilizar indiferentemente en el tobillo o en la muñeca. Y resaltó que viene en un envase térmicamente cerrado, por lo que cuando no se quiera usar se puede guardar en el mismo recipiente en el que viene y así estirar su vida útil, que es de 240 horas.

No son muchas las farmacias en Mendoza que comercializan esta novedad, aunque sí se puede conseguir en varios quioscos.

Esta pulsera en provincias como Entre Ríos y en el norte del país es todo un éxito y no se consigue con mucha facilidad, por la gran demanda que genera.

Si bien no hay forma de saberlo hasta que se abre el paquete en el que viene, la pulsera se puede conseguir en diferentes colores, como el celeste, turquesa, naranja, rosa y verde.

Hasta en la web se vende

Tanta repercusión tuvo este nuevo producto, que se puede comprar a través de internet en páginas como MercadoLibre a un precio de $13,50 y se puede pagar en seis cuotas de $2,63, o a $7 de acuerdo con el vendedor, según se puede observar en su sitio web.

Incluso se puede observar en páginas muy populares como Taringa! que se ofrecen detalles del uso y los beneficios de esta pulsera, que promete ser el furor del verano.

Comentá la nota