La pulseada de Scioli.

El bloque oficialista ya garantizó los votos para que la iniciativa sea sancionada esta semana. El régimen de crédito fiscal a las inversiones que se radiquen en la Provincia está demorado desde diciembre pasado
Luego de cinco meses de espera, el gobierno bonaerense pretende poner fin al tratamiento legislativo del proyecto de ley que establece un régimen de crédito fiscal para atraer inversiones a la Provincia, llamado "blanqueo de capitales". Esta semana, los senadores provinciales oficialistas garantizaron la sanción de la iniciativa, enviada por el gobernador Daniel Scioli en diciembre pasado a la Cámara baja y aprobada por los diputados recién en abril.

La iniciativa provincial, que imita a la aplicada en la Nación, establece el reconocimiento de un crédito fiscal equivalente al 1% del importe de la inversión realizado en la Provincia, que no podrá superar los $ 250 millones.

El polémico proyecto de ley, que es duramente cuestionado por la oposición, se transformó en objeto de una pulseada entre los legisladores y el Ejecutivo. Primero, los diputados lo frenaron más de la cuenta y le introdujeron algunas modificaciones al texto original. La urgencia del gobierno bonaerense para sancionar la ley que le permitirá a la Provincia recibir dinero fresco le sirvió a los diputados del peronismo disidente para realizar una demostración de fuerza en su incipiente formación y luego hicieron valer su aprobación los del bloque oficialista.

Ya en la Cámara alta, los senadores volvieron a frenar el "blanqueo de capitales" al suspender una sesión para demostrar su enojo por la convocatoria de varios diputados para formar parte del gabinete provincial, según aseguraron fuentes del bloque oficialista del Frente para Victoria-PJ. El proyecto de ley estaba para ser votado en la Cámara alta en la anterior sesión del 29 de abril, pero en esa oportunidad tampoco se sancionó y sólo se aprobó una moción de preferencia para el próximo encuentro.

Sin embargo, el presidente de la comisión de Presupuesto del Senado, Patricio García (FpV-PJ), aclaró ayer a Hoy que los senadores "no nos hemos atrasado para nada porque tenemos que respetar los tiempos legislativos" y garantizó que el proyecto de ley será tratado entre hoy y mañana en comisión y se votará el miércoles o jueves con el apoyo de los senadores oficialistas (que son mayoría en el cuerpo).

Desde el Ejecutivo, el ministro de la Producción bonaerense, Martín Ferré, afirmó días atrás que la iniciativa que desvela a Scioli será aprobada por el Senado "con seguridad y, a partir de eso, habrá una política muy activa al respecto".

El funcionario anticipó que habrá "una campaña mediática y salidas al exterior para explicar las ventajas de la provincia de Buenos Aires", y estimó que "sólo recuperando 3 por ciento de lo que está depositado afuera, se podrían generar 40 mil puestos de trabajo".

El régimen de crédito fiscal que establece la iniciativa beneficiará a quienes realicen inversiones en la Provincia "destinadas a la construcción de nuevos inmuebles, finalización de obras en curso, financiamiento de obras de infraestructura, inversiones inmobiliarias, agroganaderas, industriales, de turismo o de servicios", agregó Ferré.

Este crédito fiscal se instrumentará mediante la emisión de certificados por hasta $ 250 millones que podrán ser utilizados para el pago de impuestos provinciales por un plazo máximo de dos años desde que se realice la inversión.

En la oposición ya adelantaron el voto negativo a la iniciativa. El presidente del bloque UCR en el Senado bonaerense sostuvo que la iniciativa no es ni una ley de blanqueo ni un instrumento de financiamiento como está planteado, por eso "no nos parece útil". Según consideró el senador radical, "al oficialismo sólo le interesa poder hacer un anuncio".

Por su parte, el bloque de la Coalición Cívica también rechazaría el proyecto. "Así como está planteado no lo vamos a apoyar", reconoció uno de sus senadores, aunque el oficialismo podrá sancionarlo sin depender de los votos opositores.

Comentá la nota