Pulseada entre Kirchner y Carrió por el "juecismo"

El titular del PJ se reunió con Giacomino y la líder de la CC estuvo con Juez. Por: Leonardo Mindez
Es posible que ayer se haya decretado la definitiva ruptura del espacio político cordobés conocido como "juecismo". Casi a la misma hora en que Luis Juez, fundador del Partido Nuevo, visitaba a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió (una rabiosa opositora del kirchnerismo), Daniel Giacomino, el intendente de la ciudad de Córdoba y alguna vez "el favorito" del locuaz caudillo cordobés, era recibido con un abrazo por el ex presidente Néstor Kirchner.

'Nace una alianza política entre Juez y la CC?, le preguntó Clarín a Carrió, tras el encuentro realizado en su departamento porteño, y al que también asistió el dirigente peronista Gerardo Conte Grand ("el jefe de gabinete de la Coalición Política", le gusta decir a Lilita). "Con Luis venimos conversando desde hace mucho tiempo en la necesidad de unir a la oposición. Acordamos hacerlo con mucha generosidad: Juez visitará a Hermes Binner próximamente, yo seguiré reuniéndome con Rubén Giustiniani (presidente del Partido Socialista), e iremos a encontrarnos con otros opositores donde ellos quieran. Incluyo en este diálogo a la UCR", comentó Carrió.

Casi a la misma hora de la cumbre Carrió-Juez, Kirchner, que sigue tejiendo en el living de la Quinta de Olivos su armado electoral para 2009, hacía de anfitrión de Giacomino, ex viceintendente de Juez, y de pasado radical.

Córdoba fue siempre una provincia difícil para el kirchnerismo, y todo empeoró en los últimos meses. La mayoría del justicialismo local sigue manejada por el ex gobernador José Manuel de la Sota, que ya está lanzado para las presidenciales de 2011 y anteayer acusó a los Kirchner de "maltratar a la sociedad". Con el gobernador Juan Schiaretti, la Casa Rosada logró recomponer algo las relaciones, después del abismo que se abrió durante el conflicto con el campo. Pero desde el kirchnerismo se sigue viendo a Schiaretti como un hombre de De la Sota.

Tiempo atrás, Juez participó de la "transversalidad" K, junto a Graciela Ocaña y Julio Cobos, a la que había sido convocado por Alberto Fernández. Pero hace un año, Juez no le perdonó al ex jefe de gabinete que no lo acompañara en su denuncia de fraude electoral, tras perder con Schiaretti la gobernación cordobesa. Giacomino, ya intendente, apenas inició un tímido acercamiento al oficialismo nacional, paso político que fue censurado duramente por Juez.

Kirchner tuvo ayer otra reunión: En la lógica de "los enemigos de mis enemigos son mis amigos", recibió al intendente de Puerto Madryn, Carlos Eliceche, y al también chubutense, Norberto Yahuar, dos ex hombres del gobernador Mario Das Neves, otro peronista distanciado de los K.

Comentá la nota