La pulseada de Cobos y Morales

La pulseada de Cobos y Morales
El titular de la UCR avisó que "hace falta algo más que medir bien para gobernar el país". Ayer se reunió con intendentes en busca de apoyos. El vicepresidente se presenta el viernes en Mar del Plata, donde definirá si profundiza la puja interna o fortalece el ConFe.
"Hace falta algo más que medir bien en las encuestas para gobernar este país", aseguró Gerardo Morales ante la avanzada de Julio Cobos para quedarse con la estructura radical y ser candidato a presidente en 2011. La relación entre el titular de la UCR y el actual vicepresidente está en uno de sus peores momentos desde que Cobos pegó el salto a la oposición.

Ayer Morales se reunió en el Comité Nacional con más de 200 intendentes de todo el país para sumar apoyos de cara al lanzamiento de Renovación Federal, la línea interna que presentará el 9 y 10 de octubre en Rosario. Además, el bonaerense Ricardo Alfonsín convocó para hoy a la noche a un encuentro en un restaurante porteño con el objetivo de avanzar en la construcción del espacio. El vice, en cambio, tiene previsto para el viernes un acto en Mar del Plata flanqueado por sus dos principales espadas bonaerenses, el intendente de Junín, Mario Meoni, y el diputado Daniel Katz.

Morales recibió a los intendentes para canalizar sus reclamos contra el gobierno nacional, al que acusan de manejar discrecionalmente el dinero de la obra pública. "Frente a un gobierno que no tiene límites, frente a la discriminación que sufren los intendentes radicales, no hay otro camino que la organización y el fortalecimiento, es decir, caminar todos juntos", señaló el presidente del Comité Nacional en la apertura del encuentro.

Pero en la sede de la calle Alsina no sólo se escucharon críticas al Gobierno, sino que se trató también la interna radical. Se encontraron senadores como Ernesto Sanz, Emilio Rached y Ramón Mestre (legislador electo cercano a Cobos), además del presidente del Foro de Intendentes, Víctor Fayad, el enemigo público número uno del vice. El intendente de Mendoza capital es amigo personal de Elisa Carrió y feroz opositor a Cobos, a punto tal que llegó a llamarlo "el padre Grassi de la política" porque "aparenta una cosa y es otra".

También se pudo ver por el Comité al chaqueño Angel Rozas, uno de los dos hombres que empiezan a sobresalir del pelotón de dirigentes de Renovación Federal con aspiraciones a conducir la UCR. El segundo es el cordobés Mario Negri, quien disputará el liderazgo con Rozas, dos veces presidente del partido. Sanz, que acumulaba consensos tanto de cobistas como de orgánicos, mantiene su postura de rechazar el cargo.

Más allá de la discusión interna, Morales no descuida su relación con Lilita, ni deja pasar oportunidad para instalar la idea de que un radical orgánico puede aparecer sorpresivamente como candidato a presidente en 2011. Por eso, ayer ratificó que Cobos es sólo uno de los potenciales candidatos del Acuerdo Cívico y que también están Ernesto Sanz, Oscar Aguad y Ricardo Alfonsín. La postura de Morales de impulsar un candidato de la estructura es una suerte de plan B, ante los problemas de su socia Carrió para acumular adhesiones entre los dirigentes radicales, sobre todo después de su derrota electoral en Capital Federal.

Los cobistas, en tanto, definirán el viernes si lanzan la "contraofensiva" interna o si profundizan el armado de Consenso Federal (ConFe), la estructura jurídica que utilizaron en las últimas elecciones. El tema será estudiado en Mar del Plata, donde Katz, Meoni y Cobos encabezarán un encuentro con militantes bonaerenses.

Comentá la nota